La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

11 de septiembre de 2011

Una tarde en el campo.


                                                                                           La fotografía tal chula es de Nómada planetario.

Su cabeza andaba enredada y el médico le recomendó pasar unos días en el campo entre la naturaleza, para que esa paz ordenara su liada vida…

Le pareció una buena idea y nada más salir de la consulta ya planeaba un pequeño viaje a su casi olvidado pueblo;  aunque ya no le quedaban parientes sí que conservaba los recuerdos de una feliz niñez…

Reconoció el pueblo por el nombre y poco más…, estaba tan edificado que le parecía estar al borde de la capital. Se alejó paseando hacia los pocos campos que se divisaban, creyó recordar esa ruta que de niño él y sus amigos seguían para ir al río a bañarse.
Caminó y caminó, sus piernas le pedían un respiro y decidió tumbarse en un enorme prado donde tranquilamente pastaban un grupo de vacas que le miraron indiferentes.

¡Despertó casi sin aire en los pulmones! Sentía un gran peso en su espalda y su cabeza no respondía a sus órdenes…, se levantó con mucho esfuerzo.

Después de una larga tarde los síntomas no desaparecían, estaba preocupado…, su médico le había dicho que su cabeza se despejaría y no solo no estaba despejada sino que la sentía aplanada.

Decidió volver al prado, al fin fue allí en donde habían empezado, ¡investigaría…!! tal vez se durmiera al lado de una planta nada recomendable para los pulmones humanos…

Estaba ya dentro cuando notó la mirada de todas las vacas en él…, ¡¡¿Por qué ?!! Ya le habían visto antes…  ¿Porque ahora estaban totalmente quietas mirándole fijamente?  Sintió pánico…, y el susto fue considerable cuando oyó un colosal mugido sobre la cabeza…, del sobresalto acabaron sobre la hierba él y una ternera que insistía con mas fuerza en su mugido dirigido a sus congéneres…

¡¡Que alivio!! Pensaba la ternerita…, mientras se alejaba de aquel humano tan raro que la había estado paseando en hombros toda una tarde…


24 comentarios:

La sonrisa de Hiperión dijo...

Joe con la ternera... Estuenda, estupenda... jajaja

Saludos y un buen domingo.

Towanda dijo...

Jajajaja, ¡qué bueno, Campoazul!. Toda la tarde paseando a la ternera... ¡peazo borrico!.

Un abrazo y feliz domingo.

Taty Cascada dijo...

ja ja...Sin comentarios mujer, jaja...No al contrario, es bueno reírse sobretodo para mi, que he tenido una semana complicada.
Besitos para ti.

MEN dijo...

XD pues si que estaba mal el hombre… mal pero mal… Aunque la fuerza física la tenía increíble jajaja mira que pasear a un ternera como aquel que pasea un loro en su hombro… jajaja. Cuando la cabeza no acompaña al cuerpo y al revés, puede pasar de todo. Muy bueno, Un bessito

Noelplebeyo dijo...

me encantó la ternera


y más, con un buen vino... jejej

Adriana Alba dijo...

Genial...jaja, creo que los animales nos deben ver asì.

amo el campo y tu relato me encantò, super creativo.

Un abrazo.

Juanjo dijo...

Jajaja, qué bueno. Hay quien no sabe cómo hacer deporte de una manera original.

Besos.

Diazul dijo...

jajaa..vayaa paseo que tuvo la ternera.. y aquel chico con esa tarde que debio parecerle la tarde màs larga de su vida..jajaa...

Bien narrado.
Besos

Nómada planetario dijo...

Magnífica la forma de sacarle leche, digo jugo a la ternera. Después de tal proeza tu paciente se puede presentar a las próximas Olimpiadas.
Un abrazo.

SUPERMENDO dijo...

Yo conocía la LUBINA A LA ESPALDA, pero desde ahora también conozco la TERNERA A LA ESPALDA, jajaja. Saludos.

Maria dijo...

¡La de veces que no nos enteramos de que llevamos una ternera en los hombros! :D

Besos

elintimistasecreto dijo...

Hay mañanas en que me levanto como si llevara una ternera a cuestas. ¿Qué tal esas vacaciones? Ahora hay que volver con fuerzas a estas páginas del país de nunca jamás.
Besos.

David C. dijo...

que final.

Estrella Altair dijo...

Niña... que ya que la peseo..y tuvo hasta miedo a volver al médico..

digo yo por qué no se la comió.... así vuelta y vuelta..

que la ternerita esta muuuy guena........ besitos.. muchos..

Miguel Baquero dijo...

Jejejeje... bien está el contacto con la naturaleza, pero sin pasarse

Hyku dijo...

Muuu majo
:-)

Besos tiernos

RELTIH dijo...

IMAGINO AL POBRE BECERRO, JAJAJAJAJA.
BESOS

ANTIQVA dijo...

Amiga, es cosa sabida, las gentes urbanas tenemos que tener mucho cuidado con la naturaleza... Los excesos de naturaleza pueden ser muy contraproducentes...

Un abrazo grande

Belén dijo...

Es que la ternerita quería saber qué son los humanos...;)

Besicos

Wílliam Venegas dijo...

Hola! Ya está el programa número 11de Desde mi Butaca. Es televisión por Internet. El tema es “Los musicales en el cine”. Debo elogiar el excelente trabajo en la postproducción de Marvin Soto Cordero.
Este es el enlace:
http://www.mibutacavip.com/product.php?id_product=253

Anónimo dijo...

Qué hermosos son algunos regresos a la infancia.

Raúl
El alma difusa

SANTIAGO LIBERAL dijo...

pobre ternera, bueno me ha gustado tu relato.
Un abrazo y un placer saludarte

Shang Yue dijo...

que la gente va al campo y acaba más loco de lo que llegó

o es al revés?

jose dijo...

Los excesos de aire puro dan lugar a situaciones inverosímiles como esta. Saludos.

Translate