La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

12 de enero de 2013

Ya somos independientes…



…Como buenos hermanos es un relato precioso y muy gracioso de Towanda. Me encantó y quise más, con toda la cara en un comentario le pedí que hiciera una segunda parte y ella me dijo que la hiciera yo… jajaja ¡Eso me pasa por pedir!
 De modo que esto es lo que se supone que sería la vida diaria de esos hermanos tan majos creados por Towanda… 



  …y todo iba bien y sin contratiempos hasta que la comida que mama nos había preparado en los tupper con los respectivos nombres empezó a escasear, ninguno de los dos alcanzaba a descifrar ese extraño misterio ya que el tupper sacado y vaciado era devuelto de nuevo a la nevera, pero inexplicablemente no se rellenaba. La ropa sucia no cabía en la lavadora y eso era todavía mas incompresible, ¡pero si era lo que hacía mama…! metía la ropa sucia en la lavadora y al día siguiente ya estaba de nuevo doblada y planchada en el armario. A punto estuvimos de empezar la gran guerra final porque Manolo se empeñaba en asegurar que alguna instrucción se nos estaba colando. 

Lo que molaba era tener la libertad de llevar chicas a casa… Tengo que reconocer que al principio tuvimos algún contratiempo y casi llegamos a las manos, por culpa de Manolo; sus amigas eran una belleza y empecé a entender y quise poner en practica la frase que desde pequeño había escuchado a nuestros padres “hay que compartir”, pero mi hermano seguía sin razonar y solo repetía “estas son mías” de modo que las broncas eran constantes. Ahora ya no. Manolo consideró que era mejor tener paz en casa que chicas guapas, de modo que ya solo le acompañan chicos y yo paso… no quiero meterme en su vida intima. 

De vez en cuando nuestros padres nos llaman por teléfono y con voz temblorosa nos preguntan que tal nos va y no dejan de recordarnos que hay que llevarse bien como buenos siameses que somos, respiran aliviados al respóndeles que estamos bien en nuestro piso y como buenos hijos que somos les invitamos a conocerlo… pero de momento no pueden, están muy ocupados en no sé bien que proyecto complicado que les impide moverse a este lado de la ciudad. 

¡¡Pobres padres!! Nunca tuvieron una vida relajada y parece que la cosa no mejoró mucho a pesar de nuestra independencia…



29 comentarios:

Towanda dijo...

juajuajua...
Genial, divertido, con tu chispa más canalla.
Esta segunda parte, mejora la primera y con una sonrisa de oreja a oreja sigo riendo.

La independiencia es dura y estos dos tenían un morro que se lo pisaban.

Bueno, que eres estupenda y te felicito.

Un besazo muy grande y gracias por ese guante que tomaste para aceptar el reto.

María Mercader dijo...

Muy Bueno Campoazul. Hay mucha complicidad entre tu y Towanda, esta claro.La verdad que me ha encantado y he sonreído tanto en la primera parte como en la segunda.
A ver si escribís la tercera jejejeje
Un abrazo muy fuerte.

Noelplebeyo dijo...

nada como una independencia para ser capaces de unir relatos

muy bueno

Yashira dijo...

Me gusta eaa independencia, jaja y me encanta esa extrañeza de que la comida no se rellene sola, ni la ropa se lave como antes. Ese misterio...

Besitos azules.

Saudades8 dijo...

Campoazul-Towanda, menudo par de genios de las letras y yo aquí embobado (como siempre) leyendo y leyendo.

Besos y abrazos a las dos

Lola velasco dijo...

Ya le he dicho a Towanda que me hacéis pasar unos buenísimos ratos con vuestros relatos, me encantó la primera parte y la segunda, sois fabulosas las dos y a cual más tremenda. Estos siameses prometen seguir dando mucha guerra y ¡Esos padres! Jajaja, solo ellos saben ¡lo que han pasado! Genial preciosa.
Feliz fin de semana.

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Un buen relato sobre la independenia que siempre trae detalles cómicos y llenos de chispa.
Un abrazo.

El intimista secreto dijo...

Magnífica la primera parte de Towanda y no menos estupenda la tuya, es una continuación de lo más congruente. Los padres de esos angelitos se habrán quedado descansando.
Besitos y felicitaciones a las dos.

ReltiH dijo...

APARECEN BUENAS HISTORIAS CON ESTE TEMA. MUY BUENO EL TUYO.
BESOS

Maria dijo...

¡Muy divertido! Supongo que lo de "independientes" se refiere a los padres ;) ¡De menuda se han librado!

Besitos

Vadim dijo...

Padres, padres, padres...
Todavía a los cuarenta nos preguntan donde dormimos anoche.

Saludos!

Angela CM dijo...

Al igual que la primera parte de Twanda, me ha encantado esta segunda. Hijos... padres...

Un saludo

X dijo...

Pues me ha gustado mucho, casi más que la primera parte que también he leído. :-)

roberto dijo...

Campoazul la independencia cuesta, igual cuando lo logramos seguimos siendo los chicos para los padres, y suena el teléfono para saber como estamos, en el momento menos indicado.

Un abrazo.

Nómada planetario dijo...

Conozco más de uno cosido a las faldas de su mamá. La independencia debería ser obligatoria, al menos temporalmente.
Besos.

Duky Moreno dijo...

Esta genial,muy divertida ;) me gusta

ANTIQVA dijo...

Amiga, que imaginacion tan tremenda tienes...

Lo digo porque no es nada facil resolver con tanto ingenio algo que otra persona empezo...

Un abrazo fuerte

EXPEDIENTEX dijo...

Que será lo que tiene la dichosa
independencia,
que incluso jóvenes,políticos, pueblos la anhelan...

Un beso con independencia jeje!!

Sneyder C. A. dijo...

Divertido relato. Independientes…los padres sin dudarlo.


Un cálido abrazo

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Campoazul

Jjajajaja, qué divertido. Me ha encantado. Es genial. Enhorabuena.

Y como siempre, el final no me lo esperaba. :D.

Besotes.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola de nuevo, Campoazul

Es una pena pero no podemos hablar del misterio del comentario que aparecía y desaparecía ;).

El comentario está a la vista y además te he respondido. Lo que ha ocurrido es que no lo has visto porque tu segundo comentario lo has dejado en la entrada anterior y no donde has escrito el primero ;).

De todos modos, han quedado contestados los dos. También me ha pasado alguna vez a mi, jaajajajaja.

Besotes.

Betty Mtz Compeán dijo...

Buen relato, es genial y divertido.
Felicidades!
Un abrazo.

Rayén dijo...

Solo crecemos y nos hacemos fuertes con la independencia.Todos necesitamos nuestro propio espacio y quietud.
Bs y mis saludos.

David C. dijo...

ja ja ja bonito.

Adriana Alba dijo...

Campoazul y Towanda, ingenioso relato, felicitaciones para ambas.

disancor dijo...

Un relato maravilloso. Que bien merece una continuación.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Marina-Emer dijo...

gracias desde la cama con un gripon tremendo un besoooooooooooooooooooooo
Marina

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Muy divertido leerte. Sigue así, tus relatos cada vez me gustan más

Trinity dijo...

Hola Azul Campo, vengo justamente ahora de leer la 1ª parte en el blog de Towanda, y si lo he pasado bien con su entrada, con la tuya ha sido el remate :)

Me ha encantado, sobre todo la parte en que no aparecen las cosas de la casa hechas como por arte de magia y el tema de llevar chicas y cómo se resuelve el tema :DDDD

Vosotras dos sí que habéis parecido siamesas haciendo esta colaboración para disfrute de tod@s, me alegra que aceptaras el reto.
Un besote.

Translate