La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

20 de enero de 2013

Una lluviosa tarde.



Me gusta la lluvia, siempre me han seducido las gotas resbalando por los cristales, seguirlas con la mirada y ver como el viento las transforma a su antojo. Me quedo hipnotizada en algunas de las infinitas gotas que golpean la ventana y contemplo el universo que en ellas se refleja.  Estoy segura de que también yo le gusto a la lluvia, porque me persigue y me regala instantes llenos de serenas emociones.

Hoy no ha dejado de llover ni un instante, y apenas me he alejado de la ventana, en la calle hay un gran numero de coches que luchan por avanzar, y la gente corre a protegerse bajo las cornisas de los edificios, hay gran variedad de paraguas… un colorido que hace que el día gris se vuelva alegre al estrellarse la lluvia en tanta diversidad de tonos; en ese espectáculo curioso creo ver el paraguas que te presté esta mañana para ir a la oficina. ¡No hay duda sois mi paraguas y tú! A tu lado camina una chica que se agarra a tu brazo mientras apoya su cabeza en tu hombro para protegerse del agua y cobijarse en ti, tu la rodeas por la cintura y juntos cruzáis a la otra acera, donde os despedís con un romántico beso y un abrazo, ella entra en las galerías y tu desandas el camino.

El timbre suena; te abro y me dices que has tardado tanto porque había atasco y te has tomado unas cervezas con tu jefe, te fijas en la expresión de mi cara y sospechas que no me has convencido, me lo repites con más detalles, pidiéndome por favor que te crea.

No contesto, simplemente te muestro una de las fotografías que he tomado desde mi ventana en una lluviosa tarde…
  

29 comentarios:

Pedro Luis López Pérez (PL.LP) dijo...

Esa seducción por la lluvia ha sido el detonante de descubrir esa traición cobijada bajo ese paragüas de infidelidad.
Muy buen Relato, como siempre.
Un abrazo.

Clik dijo...

Oiii Campoazul!

Lindas palavras sobre a Chuva, sua foto

Ficou linda!

Ótimo domingo
Adriano

isis de la noche dijo...

"Yo también debo gustarle a la lluvia"

Me emociona intuir la conexión :)

besos

Yashira dijo...

Oh, la lluvia como cómplice de tu atención, te lleva a conocer la traición, me gusta esa confabulación de los elementos a tu favor, para que nadie te engañe.

Besos, qué linda historia aunque triste.

NuriaLourdes dijo...

¡Me ha encantado el brillo de tu relato! Es hermoso.

Aquí en la Selva del Perú donde vivo, llueve siempre y me fascina... la frangancia a tierra mojada, el cielo gris, las gotas cristalinas danzando por mi cara... es magia total.

¡Por favor, ya no prestes el paraguas y sigue disfrutando de la lluvia!

Besotes desde aquí amiga!

Saudades8 dijo...

Campoazul me ha gustado tu relato como me gusta la lluvia a la que muchas veces salgo a saludar, pero a veces los paraguas son testigos de traiciones que sirven para abrir los ojos y separar el polvo de la paja.

Besos,

EXPEDIENTEX dijo...

A mi también me encanta,
la lluvia,
¿Por qué será?
Todo un Expediente X jeje!!
Justo hoy es tarde de lluvia
como ayer también.

Saludos.

Lilith dijo...

La lluvia inspira a la melancolía, al afecto, al erotismo, en definitiva, al artista...

¡Preciosa entrada para un blog genial!

Besos sanguinolientos desde L.R.A Crónicas de una Otaku ;-)
http://lilithreinaasesina.blogspot.com.es/

Lilith dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Towanda dijo...

¡Menudo capu***!
No me gustan las traiciones, ni en la vida ni en el amor. No soporto a los mentirosos. A la vida se le mira de frente y no con engaños...

Un relato precioso cuajado de descripciones que nos hacen situarnos en el entorno. Mi puntuación es 10.

Y ahora, te voy a cantar una canción:

"Obí, Obá
cada día me gustas más
Obí-obi obí-obá
cada día me gustas más...

lalalalalala"

Un beso muy grande.

El intimista secreto dijo...

A quién se le ocurre hacer esas cosas cerca de su casa y debería saber que a su pareja le gusta más la lluvia que el pescado al gato y se asomaría por la ventana. A algunos hombres les pillan porque se entrenan para ser tontos. Y encima, niega la mayor. Qué cosas.
Besitos.

Noelplebeyo dijo...

A saber que estaría haciendo

Marina Fligueira dijo...

¡Que hermosura Campoazul! Un relato que agrada leerlo, adoro lo relatos cortos.
Te inspiró la lluvia, aquí también llueve toda la tarde.
Ese pícaro mintiendo, pero que cuento tienen los hambres... pero cae mas pronto un mentiroso que un cojo. ¡Esto bien pudiera ser realidad!...
Besando a la otra eh!!!... pero que imbécil!!!!! Y tú espiando desde la ventana, ya es suerte tener le cámara a mano.

Gracias, por compartir tus lindas letras con todos nosotros.
Te dejo mi mi cálido abrazo y mi estima.
Se muy feliz.

roberto dijo...

Campoazul, me gusta la lluvia tanto como la noche. Aunque a veces te juegan una mala pasada, pero no importa las gotas de agua lavarán tristezas y después de la noche siempre habra un nuevo día.

Un abrazo.

ANTIQVA dijo...

Precioso relato, amiga, pleno de emocion.

Aqui tambien llevamos unos dias que la lluvia no cesa, pero es peor el viento.

Un abrazo fuerte

Juan Antonio dijo...

OMG.

Shang Yue dijo...

el mentiroso se repite sus propias verdades, si no se las cree ¿cómo hará para que otros lo hagan?

Evanir dijo...

Amizade, bem precioso
Que a vida pode nos dar
Tesouro muito valioso
Que ninguém consegue roubar.
A amizade verdadeira,
Não tem hora,não tem lugar.
Também não é passageira
Quando vem, é para ficar.
È assim mesmo uma grande amizade,
e eu tenho você como um tesouro na minha vida.
Uma semana rica de saúde farta de amor iluminada pela esperança
junte tudo isso e poderá sentir no seu coração .
Quanto Deus te abençoa a cada amanhecer.
Uma linda semana beijos no coração carinhosamente .
Evanir..

María Mercader dijo...

Que forma de descubrir una infidelidad!!! ¡ Que capullo!.
Me ha gustado mucho, la forma en como describes la lluvia, llena de sensaciones... Un relato muy bonito.
Un abrazo.

Nómada planetario dijo...

Muy buena como detective. En mi adolescencia compartí paraguas con una chica morena, preciosa a la que llamábamos en la pandilla Miss Puerto Rico. Fueron minutos inolvidables para mí.
Besos a cubierto del temporal.

Ramón María Vadillo dijo...

Menudo giro que das al relato, me gustó. En cuanto al canta-mañanas, no parecía muy lumbreras el tío.

Beso y abrazo

Lola velasco dijo...

Como siempre elegante en tu forma de transmitirnos este relato. La casualidad a veces nos lleva a la sorpresa y quizás el destino le puso los elementos necesarios como aquel paraguas, ya que la lluvia con su complicidad con la joven enamorada quiso que abriera los ojos.
Precioso Azul Campo, un gusto leerte y seguirte, siempre llegas al corazón.

Adriana Alba dijo...

Dicen que las mentiras tienen "patas cortas"

Buen relato.
Besos.

ReltiH dijo...

Y "CHAO BABY". JAJAJAJAJA. MUY BUENO TU RELATO.
BESOS

Marina Fligueira dijo...

Paso a saludarte, a desearte lo mejor del mundo, y agradecer tu paso por mi puerto marinero.

Un abrazo enorme Campoazul.
Se muy feliz.

Portal de Blogs Teia dijo...

Olá.
Adorei passar por aqui e conhecer seu cantinho.
seu blog é muito bom, parabéns.
Sempre que possível estarei passando pra ver as novidades.
Até mais

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Campoazul

Me encanta la lluvia, pasear por la ciudad mientras caen sin parar miles de gotas... Es lo que tiene vivir en el norte ;).

Y la historia es estupenda. Dicen que una imagen vale más que mil palabras, o excusas ;).

Besotes.

Jon Igual dijo...

Muy bueno campoazul, nos despistas a todos con una preciosa descripción sobre la lluvia, y lo enlazas con una triste historia.
Un beso.

Translate