La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

29 de septiembre de 2012

Aquellos ojos tristes.


Al volver la vista atrás a sus ojos siempre regresaba la misma imagen: esa niña callada y solitaria.
  La veía corretear por el campo y él tan solo tenía que asomarse a la ventana para verla con los ramitos de flores de distintos colores. Todas las tardes al amparo del cristal la contemplaba fascinado desde su anonimato. Había días en que la niña se paraba y se quedaba durante horas sentada en una roca o tumbada en la hierba, contemplando el trabajo de un insecto o el vuelo de una mariposa, en su soledad parecía intentar descubrir el porqué de todo lo que le rodeaba, con aquellos ojitos tan tristes en los que nadie jamás había visto el brillo de la alegría, esos ojos que adornaban una cara sin sonrisas.



Él lo había decidido desde el primer día que la vio. La haría sonreír y sería feliz a su lado, recogería flores y se subirían juntos a los arboles… no importaba lo que tuviera que hacer por ella ¡lo haría! Porque quería pasar toda la vida a su lado.

Esa decisión la tomó con tan solo nueve años, de eso hace ya muchos, tantos que en ocasiones pierde la cuenta, pero no le importa porque no está solo en sus lagunas mentales, ella, la niña de los ojos tristes está con él, y lo miran con ternura y una gran sonrisa, le peina el poco pelo que le queda con dulzura y un inmenso amor...

 El mismo que había sentido cuando siendo tan solo una niña, un niño muy guapo se le había declarado con dos margaritas en la mano, en aquel solitario campo al que todas las tardes iba después del colegio.

35 comentarios:

Saudades8 dijo...

Campoazul preciosa historia esta en la que él desde muy pequeño quiso que ella aprendiera a sonreir y ahora los dos muy mayores y el cargado de olvidos ve como ella con una sonrisa le cuida.

Me ha gustado mucho.

Besos,

Alma Mateos Taborda dijo...

Bella historia y con resultado maravilloso, ya que puede proteger con su sonrisa a quien le enseñó a sonreír- Bellísima! Un abrazo

Taty Cascada dijo...

¿Será posible un amor así?, a veces la realidad me resulta tan opresiva y alejada del romanticismo, que historias como la tuya son gratas de leer...Sigamos pensando que dos cuerpos y dos almas, se pueden acompañar con amor toda una vida, y quizás más.
Besitos.

Betty Mtz Compeán dijo...

Cuanta belleza y cuanta ternura en este relato, un amor como hay pocos.
Un abrazo.

Lapislazuli dijo...

Cuanta belleza, acompañar a quien enseño a sonreir
UN ABRAZO

X dijo...

Esto es lo que se llama un amor eterno, que seguramente los sobrevivirá. :-)

Towanda dijo...

¡Qué bonito, Campo!
Quiero creer que existan las cosas eternas, aunque en ocasiones cuesta trabajo hacerlo.
El amor desde la niñez... pasando por todas las etapas de la vida, sería una maravilla.
Conozco amigas que se ennoviaron con pocos años y se divorciaron a los cuarenta y algo... A lo mejor, es una quimera.
No importa, tu relato es dulce, romántico e impecablemente escrito.
Eres una gran artista con la pluma.

Un beso muy fuerte y mi admiración por todo lo que haces.

El intimista secreto dijo...

Es una suerte, una vida de amor, una marcha hacia la nada envuelto en amor, amor del de verdad, del bueno, aunque no lo llegue ya a saber nunca.
Besitos.

Maria Antonia Cantalejo dijo...

Que bonito como escribes, pasate por mi blog tengo un regalito para ti bst

NuriaLourdes dijo...

¡Qué historia tan tierna y llena de bellos sentimientos... sentimientos puros e inocentes, que irradian cariño y amor verdadero, entre dos niños.
Besos Campo.

Diazul dijo...

Quizá desde que la vió se enamoró de ella. Su decisión fué tan fuerte que llego a realizar el deseo de hacerla sonreír y hacerla feliz a su lado.. Una hermosa historia de amor..me encantó.


Feliz semana.
Besitos.

Lola velasco dijo...

En tu mundo existen los sentimientos puros, los vivo cada vez que vengo a leerte y eso me reconforta porque creo en ellos y así comprendo que existen.
Al amor solo puede matarlo el egoísmo. Esta bella historia de amor comenzó con un niño que se propuso hacer feliz a una niña, queriendo ver una sonrisa eterna en ella que nunca antes vio. Por eso el amor perdura hasta cuando él pierde la noción de la realidad. Ella, lo cuida con el mismo amor que él siempre le concedió.
Besos y abrazos. Pasa una preciosa tarde.

David C. dijo...

Se siente una sensación de melancolía, poblada con aquellos recuerdos que no se olvidan jamás.
Saludos
David

Juanjo Montoliu dijo...

Una historia muy tierna, Campoazul, como casi todas las que cuentas. Algo agridulce, pero entre tristeza y tristeza se adivinan años de felicidad.

Besos.

Marina Fligueira dijo...

Mil aplausos y mil felicitaciones.
Un relato delicioso que hasta parece que fuera real.
Es un verdadero placer haber caído aquí y leerte.

Te dejo un afectuoso saludo y estima.
feliz semana.

Adriana Alba dijo...

Que ternura, puro amor...amor puro, visto con ojos de niños.
Un bellísimo relato Campoazul.
Besitos.

disancor dijo...

Encantado con un relato tan lleno de amor y de ternura.
Un beso.

disancor dijo...

Encantado con un relato tan lleno de amor y de ternura.
Un beso.

Alejandro Kreiner dijo...

Bueno es lo que se llama "un amor de largo recorrido".

Saludos.

andré de ártabro dijo...

Tierna , dulce, entrañable historia ¡a veces , tantas veces tan real!
Que bien lo expresas, tus argumentos
"enganchan".
Besos.

GoBri dijo...

Maravilloso microrrelato. La verdad es que el amor puede ser tan sencillo y tan complicado a la vez que cuando lo le vemos así expuesto de manera tan liviana, suave, sencilla nos resulta tan tierno que nos encanta.
Un saludín, GoBri!!!

C.S.Peinado dijo...

Y así, hasta la eternidad. No hay nada que pueda superar la eternidad del amor sincero. Ni tan siquiera la Muerte puede otorgarle sino un salvoconducto para continuar en el otro mundo lo que se inició en éste.

Un saludazo.

ReltiH dijo...

MUY TIERNO RELATO.
BESOS

Francisco Arsis dijo...

Tengo un amigo que vivió algo muy parecido con la que fue su mujer, la cual ya murió, y fue entonces cuando me contó su historia, tan parecida a la que relatas aquí. Son amores que de verdad existen, aunque tal vez sean bien pocos. Aquel hombre, ya anciano, me relató cómo la conoció desde muy pequeña, hasta que logró casarse con ella, para continuar juntos toda la vida. Es como verlos retratados en esta historia tan bonita que nos cuentas. Mis felicitaciones, Campoazul.

Jon Igual dijo...

Muy tierno. Me encantaría creer que esta historia puede ser realidad.
Besos.

staghfirullah dijo...

qué ternura y sensibilidad, el amor..ese motor que nos empuja a dejar de ser cobardes.

ANTIQVA dijo...

El amor, cuando es eterno, es mas amor, sin duda alguna...

Preciosas palabras, amiga. Y la imagen te quedó de lujo

Un abrazo

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Campazul

Qué historia an tierna y dulce. El amor cuando es de verdad y sincero, es eterno, no hay fronteras, ni enfermedades que puedan con él.

Besotes.

MEN dijo...

Ainsss que bonito. Cuanto poder tiene una sonrisa. No hay duda que hoy por ti y mañana por mi y que el amor tiene un poder increible. Ojala llegue a viejita con esa misma ilusion y sin parar de sonreir y recibir sonrisas. Un bessito guapa

MARTA dijo...

Que bonito nena me encanto lo pongo ahora mismo en mi pagina y veras que foto vas a flipar es que casualidad que la acabo de ver muackkkkkkkkkkk

Susana dijo...

Precioso relato, y yo creo que hay sentimientos que efectivamente son eternos, lo he podido comprabar recientemente, reencontrarme con alguien al que no veía ni hablabamos hace 18 años y nuestra amistad y cariño seguía intacto, ahora nos vemos casi casi como antaño compartimos nuestros secretos como cuando fuimos pareja y nuestro feeling no ha desaparecido, posiblemente le tenga más confianza que a gente que veo con más tiempo, pero esta persona me da confianza

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Esa niña reservada y solitara aprenderá a disfrutar del mundo, el mar y la vida.

Tus relatos cada vez me gustan más

Maria dijo...

¡Tan tierno!

Besitos

Ramón María Vadillo dijo...

Cuanta delicadeza, ternura. Bien amiga mía.

Musutxu

Rebecca dijo...

hola Campoazul,
las historias de los ninos son tan sinceras y asi suena también tierna y sincera.

un abrazo^^

Translate