La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

7 de abril de 2012

Aquellos ojos negros.




Al principio el olor era muy débil pero pasados tan solo dos días se había hecho insoportable. Descubrí la gran bolsa negra que permanecía abierta en el patio del primero izquierda, y también la curioseaban por dentro y por fuera unos gordos y asquerosos moscones negros. Era repulsivo y sin embargo a la niña parecía no afectarle. Sus ojos se clavaban en mi en el mismo instante de asomarme a la ventana, me miraba sin pestañear desde sus ojos inmensamente negros y profundos, me resultaba inquietante  ya que jamás había visto a una albina de ojos negros.

En un edificio a punto de ser demolido apenas hay vecinos a los que preguntar, de modo que mis inquietudes y yo nos fuimos a dormir, en compañía de una tila bien caliente.

Mis ventanas permanecían selladas desde hacia ya tres días, no soportaba ni el olor ni la mirada quieta de esa cría que siempre estaba de pie en el patio, con frío o calor, de día o de noche ¡siempre estaba allí! Apenas tendría seis años ¿Cómo era posible que estuviera tan descuidada? ¿Y sus padres…? Era extraño, pues en ese piso solo vivía una señora muy mayor sin familia, desde al menos veinte años que yo recordase.

Esta mañana en el portal he visto a un señor bajito con una rubia perfectamente teñida y con un intachable maquillaje de una noche muy especial, estaban hablando, la rubia comentaba que tendrían que hacer desaparecer la bolsa porque llevaba muchos días en el patio y algún vecino podría sospechar, él asintió y aseguro que la bajaría a un contenedor.

Tuve la tentación de  preguntarles por la niña y por mi vecina, pero no me atreví, no les conocía… Y ellos me ignoraron por completo.

Subí a casa y no puede evitar salir a la ventana, los moscones lo invadían todo, apenas se veían unos ojos negros a través del cristal…
…Y fue en ese momento cuando un rugido me paralizó, el olor fétido a mi espalda fue lo último que mi mente lúcida recuerda.

32 comentarios:

María dijo...

Campoazul me ha intrigado tu escrito hasta el final, y me he ido imaginando esa bolsa de basura en el patio, a esos moscones revoloteando, a la niña con sus ojos clavados sin pestañear, me ha resultado impactante hasta el final...

Te felicito por tu manera de narrar las historias, a mí me enganchan.

Un beso, preciosa.

estrella dijo...

Hola Campoazul!!
Madre mía como lo cuentas...que da hasta miedo!!
Fueron a por ella,por ser testigo incómodo,de esa bolsa maloliente.
Un abrazo!!

Diazul dijo...

ayy..que miedo..y que intrigante historia, pues ¿que contenìan esas bolsas? .¿que pasò con esa niña que te miraba tan fijamente?..

Amiga..muy bien escrito tu relato, atrapa desde el inicio.

Feliz Domingo de pascua
Besitos.

Y Otros Paisajes.. dijo...

hola que tal!
despues de unos meses he vuelto
con una nueva entrada..
un fuerte abrazo..!

ANTIQVA dijo...

Amiga, has escrito el texto con una gran maestria. Atrapa desde el primer momento....

Te felicito.

El final, que dejas abierto, permite que cada uno piense algo distinto.

Magnifico relato.

Un abrazo fuerte, Azul

Maria dijo...

Me ha encantado. De principio a final.

Besitos

La sonrisa de Hiperión dijo...

Aquellos ojos negros tras el cristal...

Saludos y feliz domingo.

Towanda dijo...

Esa rubia tan bien teñida es la mala...
Ha matado a la abuela para quedarse con el piso sin que le opusieran resistencia. El señor bajito es el mafioso, el especulador, ése que le costea el tinte a la rubia y que se queda al final sin inquilinos molestos. Una finca para demoler y levantar un bloque de apartamentos de lujo... ¡Menudo capu***!

La prqueña niña de ojos negros no entiende qué pasa pero debe estar ahí, junto a la bolsa, porque es lo único que le queda.

Uno a uno, irán cayendo los demás vecinos molestos; como si lo viera.

Jolínes, Campoazul, me has puesto los pelillos como escarpias. Te felicito, de nuevo por tu maestría en el relatismo.

Un besazo.

Noelplebeyo dijo...

seguro que con un buen filete...todo solucionado...lo llevabas no ?? nO???

Juan Antonio dijo...

Seguro que estaban al otro lado del cristal?

Taty Cascada dijo...

La niña que no siente olor, es un fantasma y es su cuerpo el que está dentro de la bolsa. Pide y busca justicia, por eso se encuentra rondando. Supongo que observó algún hecho que involucraba gran cantidad de dinero. Obvio que la rubia era la que comandaba a los mafiosos que la mataron para que no hablara...
Un besito Campoazul.

prometeo dijo...

Igual ya has visto esta peli, si no te la recomiendo, "Déjame entrar"...una buena peli sueca...

El intimista secreto dijo...

Ha hecho algo muy difícil en tan pocas palabras.: crear un escenario creible e inquietante, ir aumentando el ritmo del suspense y poner un final en el que el terror llega de modo intangible. Muy bueno.
Besotes.

C S Peinado dijo...

Intrigante y tenbroso campoazul. En que andarías pensando? Me has dejado cuajado y con duriosidad por saber el final de la historia. A meter miendo no te gana nadie. Mala Muhé.

Un saludazo.

Yashira dijo...

Uy campoazul me has dejado intrigada y asustada, ¿ahora qué? Esta noche tendré pesadillas.

Besitos guapa qué bien escrito está tu relato, como engancha.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Campoazul

Esto si que da miedo. Es genial cómo enganchan tus relatos. Menos mal que tengo la luz encendida. Esta noche antes de ir a dormir, cerraré todas las puertas y ventanas, nunca se sabe ;).

Enhorabuena. Es aterrador y del bueno.

Besotes.

fus dijo...

Es un relato lleno de intrigas y de suspense. Enhorabuena.

un fuerte saludo

fus

MEN dijo...

Te...tengo looo... los peee...pelos co...comoooo escarpias!!Que susto. Aqui los unicos malos son los vivos, como siempre, y esa pareja no tuene buena pinta. Mucho me da que se estan cargando a los vecinos poco a poco. Lo del rugido me descocierta a no ser que se allan llebado un tigre o un leon y sean los vecinos su alimento. De cualquier manera caeran todos como moscas.Un relato genial. Un bessito cielo

David C. dijo...

que final!

El Canto de la Luna dijo...

Hola Campito ando muy apurailla estos días...y tengo descuidadas a tod@s l@s demás,espero ponerme al día muy pronto...!!
Tu historia es escalofriante... pues te vas imaginando lo que puede haber en esa dichosa bolsa,y esa mirada oscura de esa niña...
Me encantan estas historias!!!
Y lo que me encantan son también tus fotografías...¡¡son preciosas!!
Un besito.

Estrella Altair dijo...

Niña.. que me dejas a medio.. que diablos estaba pasando..??

en fin espero que continue...

que ya tengo los pelos de punta con esa niña y sus ojitos ..

besos

disancor dijo...

Con tú maravilloso relato he quedado muy intrigado. Me obliga a pensar, y eso es bueno.
Un beso.

moderato_Dos_josef dijo...

Campoazul, desde luego esta historia sí que es toda una paranoia! Deberías continuarla. Se ha puesto muy interesante.

Un saludo. De nuevo estoy por aquí.

Jaumerei dijo...

¡oñi! que he dado un salto en la silla, podías hacerle la competencia a Stephen King, precioso relato.

Besos

manolo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
manolo dijo...

Intrigante, espero tu segunda parte. un beso

Nómada planetario dijo...

Nos dejas en ascuas ¿Qué ruge de ese modo ante la nueva situación?
Besos desde el suspense.

Raúl dijo...

Bien llevado. Has creado un clima perfecto para el aguacero final

andres rueda dijo...

SIGUES EN TU INSPIRACION¡¡¡¡ gracias mil.

BESOOO
Andres

Juanjo Montoliu dijo...

Me ha gustado el relato. Desde el principio creas un ambiente inquietante que va subiendo hasta el mazazo final.

¿Una albina de ojos negros? Tiene que dar un miedo que te cagas.

Besos.

Expediente X dijo...

Imagino que esa niña de ojos negros,
no será aquella invención o metáfora que nuestro Presidente hace años aludió o citó en una campaña electoral que perdió.

María dijo...

No tienes nada nuevo pero te dejo un beso grande.

Muakcssss.

Translate