La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

31 de marzo de 2012

Caperucita Roja.



Siguiendo a MEN en el destrozo masivo de los cuentos.” Es que los cuentos ya no son lo que eran…” ¡para nada!

 
Blancanieves y Caperucita no solo compartían bosque sino también una buena amistad. Las dos chicas eran como inseparables hermanas y se pasaban las tardes buscando los sitios más hermosos del bosque y entre confidencias y risas pasaban los días.

Siempre estaba en sus mentes el Lobo, pues ambas sabían que era un cotilla y se escondía para saber de sus intimidades que después contaba al resto de sus congéneres sin el menor pudor.

Una de esas tardes Blancanieves había quedado con su amiga en la casa de su abuela, llego antes y entro, escucho ruidos extraños  en una de las habitaciones y con sigilo y curiosidad entró… ¡¡Se quedó de piedra!! No conseguía reaccionar al ver a la abuelita de Caperucita con un picardías y al Lobo en una situación muy poco decorosa.

No soporto tal visión y corrió a pedir ayuda a su amigo el cazador, le describió lo sucedido. Hablaron durante horas al pie de una cascada, Blancanieves estaba tan nerviosa que no sabía cómo decírselo a su amiga Caperucita y lloro sin consuelo en el hombro de ese fornido cazador, que la consoló… Ya se hacía de noche y el cazador seguía consolándola ¡el asuntillo se les había ido de las manos!
Caperucita no se podía creer lo que su amiga le estaba diciendo, sabía que el Lobo era un cotilla pero nunca lo hubiera imaginado capaz de seducir a una indefensa abuelita. Pero también estaba muy sorprendida de que su abuela usara picardías…

Caperucita y Blancanieves decidieron pasar la tarde deliberando sobre lo ocurrido y se sentaron a la orilla de un tranquilo río, merendaron y después se bañaron en las aguas cristalinas que permitían ver con nitidez los cuerpos de las chicas bajo el agua, que con entusiasmo aprovechaba el Lobo para fotografiar con todo lujo de detalles... 

Soñaba y soñaba con su suerte ya que cualquier revista rosa le pagaría una fortuna por ese reportaje. Y seguiría soñando eternamente ya que en su frenesí ni reparó que la cámara estaba sin batería.


Moraleja: Nunca te fíes de un Lobo cotilla ni de una “ingenua” abuelita.



Este cuento ha surgido en mi retorcida mente al leer un gracioso comentario de ANTIQVA en mi cuento de Blancanieves.

24 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Eso, "no te fíes ni del lobo ni de la abuelita
Solo fíate del cazador y de Caperucita.
Hermoso cuento cuando crezcan un poco más se lo contaré a mis nietos.
Besos.

jose dijo...

De los lobos se puede esperar cualquier cosa buena o mala, pero lo de cotillas jamás lo hubiera pensado. Interesante. Saludos.

Taty Cascada dijo...

Uyyy ahora si que tengo un lío, ja ja...La dulce abuelita, todavía tiene carrete y de los lobos, mejor no hablar.Son todos iguales.
Un beso

Diazul dijo...

Ese lobo se viò bastante listo seduciendo a la abuelita, y despues tomando fotos a Caperucita y Blancanieves..por suerte nada podrà hacer con esas fotos que nùnca saldràn..jajaa

Muy buena la moraleja.. nùnca fiarse de un Lobo..¿pero de una abuelita?..ayy con lo tierna que son las abuelitas..pero tienes razòn...mmm..nùnca sabemos lo que esconden dentro las abuelitas..ups..jajaa

Que tengas un lindo Domingo amiga.
Besitos.

ANTIQVA dijo...

Magnifico, amiga... Veo que al fin se ha publicado la version original (no retocada por la censura) de este cuento tan fantastico como sexi...

Magnifico,amiga

Je,je,je...

Un abrazo fuerte

MEN dijo...

Yo tampoco sabia que Caperucita y Blancanieves eran tan amigas jajaja si es que es lo bueno de los cuentos, que puede pasar culquier cosa. Lo que me ha erizado los pelos es esa pasion entre la abuelita y el lobo... todas sabemos que los chicos malos siempre nos "ponen" un poco mas pero de eso a un lobo... jajaja. Admiro a la abuelita, mirala, parece que la edad no la ha quitado las ganas jajaja. Me encanta tu version sin censuras ya era hora de que alguien se atreviera.
Muchas gracias por seguir siempre la iniciativa, eres increible. Un bessito enorme preciosa

EXPEDIENTEX dijo...

Esta vida es un cuento,
y no hay ningún ungüento,
que desvele el final del cuento.

Belén dijo...

Los lobos, si van de frente, los prefiero...

Besicos

Yashira dijo...

Increíble campoazul, que sorpresa me he llevado con este cuento tuyo, jaja, jamás hubiera imaginado a la abuelita en picardías y menos con el lobo, si hubiera sido con el cazador... No se... En fín, jajaja también el cazador tuvo lo suyo, está claro que este cuento no tiene censura, de lo cual nos alegramos todos.

Besitos desde mi mar, y sigue destrozando así los cuentos amiga...

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Campoazul

Desde luego, tal y cómo están los tiempos ya no nos podemos fíar ni de los personajes de los cuentos ;).

He disfrutado mucho imaginando a la abuelita en picardías, al lobo viviendo el cuento de la lechera....

Enhorabuena, me ha encantado.

Besotes.

disancor dijo...

Pues,te ha salido un cuento que no tiene nada que envidiar a los originales.
Feliz Semana Santa.
Un beso.

Juanjo Montoliu dijo...

No le arriendo las ganancias al lobo, quien, entre amantes y cotilleos, no tiene tiempo para cargar baterías.

Y aquí la única que no moja es Caperucita. Tanto merendar y transportar meriendas no debe ser bueno. No te extrañes tanto de los picardías y ponte uno, de vez en cuando.

Un cuento muy divertido, Azul.

Besos.

Towanda dijo...

Jajajaja, Men y tú, sois estupendas destrozando cuentos.
Te ha quedado de fábula.
Un besazo, preciosa, que eres un crack.

C S Peinado dijo...

Pero nena, cómo te pasas. Te has soltado el pelo de una manera bestial. Ya sabemos que el Lobo despues se consolaría mientrs colgaba las fotos en internet. Mmm, creo que me traicionan las neuronas, pero creo que el cuento ha dado un giro X inesperado.

Un saludazo.

manolo dijo...

Me hizo reir ,me descojono de risa,
asi que no nos podemos fiar de naaa ehhh....... llevas razón . un besoto

Natalia Ortiz dijo...

Jaja, he llegado a tu blog a través del de MEN. Qué matadoras son estas historias, me encantan :) y me has sorprendido mucho con el lobo, que anda que no ha espabilado ni nada jaja, con la abuela, con las chicas y con todo... pensando en hacerse millonario incluso, pero es lo que tiene no vigilar la tecnología como se merece, al despistarse por tanta mujer jaja. Es que hasta Blancanieves espabila, ya no habrá manzana ni ná, hará como en la que han estrenado ahora en el cine jaja xDD
Me quedo por tu casa para leerte más :) Un saludo

María dijo...

Ha quedado precioso el cuento narrado a tu manera campoazul, y además qué bueno que también entre en el cuento Blancanieves jajaja.

Conclusión: una buena moraleja.

Un beso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Y además los lobos cotillas, también muerden...

Saludos y un abrazo.

Nómada planetario dijo...

Qué lobo más moñas, se lo monta con la abuelita y en cambio con las jóvenes se dedica al voyeurismo.
Besos con batería.

Boris Estebitan dijo...

Bello cuento, genial el personaje del lobo.

Shang Yue dijo...

qué trajín de bosque, caramba!!

Humberto Dib dijo...

Saber de la amistad de Caperucita y Blancanieves fue una sorpresa, pero no tanta como la de enterarme que el Lobo era cotilla.
Muy bueno.
Un beso.
HD

SUPERMENDO dijo...

Hola Campoazul. Yo me sabía el cuento de esta forma:

¿Dónde vas caperucita?, dijo el lobo.
A lavarme el culo al río contestó caperucita.

El lobo se quedó pensativo y dijo:

Las niñas de ahora no son como las de antes...joeer...¡¡¡Cómo ha cambiado el cuento!!!.

Por cierto, ahora los lobos son más cotillas que la vieja'l visillo, eso también ha cambiado...no crees?.
Saludos.

El Canto de la Luna dijo...

jajaja me has hecho reir...
Ya me imagino yo a las abuelitas con picardía,es que ....no puedo,¿ahora que? a todas mis vecinas abuelitas las veré de una forma diferente jajaja.
Besitos.

Translate