La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

18 de marzo de 2012

Sábado por la mañana.



Deseaba que todos los días fueran sábado por la mañana. Ese era el día que su padre la pasaba a buscar al termino de la jornada semanal y se la llevaba a casa. Esperaba con ansiedad en la acera acompañada de una odiosa monja que solo le sonreía un día y un momento, justo cuando veía aparecer a su padre por la curva de la carretera. Ella corría a abrazarle, él la subía en sus brazos y le daba un beso, era pequeño y no se repetía en ningún otro momento, pero era su beso del sábado a la mañana ¡todo era genial! No tener que estudiar, perder de vista a las monjas, el abrazo de su padre y el beso…, todo era maravilloso un día a la semana. No pedía más porque no sabía que había más.

Le gustaba estar en su casa, era libre de hacer lo que le mas le gustaba, jugar en la tierra con sus juguetes, aunque tenia que dormir en su habitación sola. No le gustaba dormir sola, tenía demasiados miedos y unas aterradoras pesadillas que hacían que las noches fueran eternas acurrucada debajo de las mantas.

Un día sus padres le dijeron que se marcharían a otra ciudad y que ya no volvería al internado, eso era fantástico, era la mejor noticia de su corta vida.

Después de unas semanas de permanecer en casa de sus padres una noche lloró hasta quedarse dormida y soñó que regresaban a la anterior ciudad para volver al internado… despertó con la esperanza y la ilusión, hasta que comprobó que solo había sido un sueño.

¡Tenía que volver! en esa casa no había tierra para jugar y además había perdido en aquella curva el beso de los sábados.


36 comentarios:

Claudio Ariño dijo...

Jamás te quedes sin tierra para jugar. Un beso.

MEN dijo...

Pobrecita con lo poco que la daban y aun asi se conformaba. Pero demasiado poco la dan a la pobre. No es justo que la gente tenga hijos si no esta preparado para querer eternamente. Un bessito cielo

EXPEDIENTEX dijo...

Se añora lo bueno, sin duda.

Un beso virtual, para que lo añores.

Yashira dijo...

Qué bonito relato, y qué triste la soledad de esa niña tan pequeña, los niños siempre deberían disfrutar de besos y abrazos, bueno y los mayores, que cuando crecemos seguimos con esas carencias que sin ser conscientes, nos faltaron de niños.

Besos campoazul, me gustó mucho tu texto,

El Canto de la Luna dijo...

Antes de nada felicitarte por las fotos,estan preciosas!!!

La pobre niña parece que estaba carente de cariño y comprensión por parte de sus padres,viviendo el día a día a día en un lugar dónde el afecto parecía ser sólo de cara a la galería...
A veces los sueños son sentimientos o carencias de algo que anhelamos,por eso volver a la realidad se convierte en un sentimiento que puede producir un desencanto profundo.
Una triste historia de tantos pequeñajos que viven algo parecido,internados en colegios sin disfrutar el día a día del cariño y la protección de sus padres,perdiéndose así el gran valor del significado de la familia.
Un besito.

Danny Michelli dijo...

Besos de sábados por la mañana y tierra para jugar... como es que la desilusión se vuelve esperanza y otra vez desilusión.
Saludos campoazul.

manolo dijo...

Me encanta la profundidad de tus textos , son leíbles , releíbles y concentran multitud de sensaciones e ideas más alla de lo aparente.Todo tiene varias lecturas , ademas de escribir bien tus textos demuestran una gran finura intelectual(me acordaba del te de caramelo para endulzar lo amargo ).un abrazo

disancor dijo...

Con poco más que un beso se conformaba la niña. Sin embargo, tiene sentido lo de: más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer.
Un beso.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Campoazul

Qué vida más dura y difícil. Aunque la vida nos regala sueños que se cumplen.

Besotes.

C S Peinado dijo...

Y es que no hay peor deseo que el que se cumple y nos deja sin esa parte de nosotros a la que nunca hubieramos renunciado.

UN saludazo.

Towanda dijo...

Lo leí esta mañana a primera hora y quise reposar lo que me transmitió.
Ahora vuelvo a leerlo por segunda vez.
En el primer párrafo describes una situación de alegría inmensa de una niña que regresa a su casa desde un internado. Tan solo un beso le bastaba para estar feliz y no pedía nada más...
En los dos segundos, se plantea un cambio: el de no volver a ese internado. Algo que hace aún más feliz a la pequeña.

Después, en la tercera parte, vuelves a hablar de una curva en la carretera que, pasa desapercibida al principio, donde perdió el beso de los sábados...

Jolínes, ¡estupendo! para leerlo y releerlo. Felicidades, Campoazul porque dices muchas cosas sin decirlas.

Eres un crack, preciosa.
BESOS MAYÚSCULOS porque me encantó la historia (aunque sea muy triste).

María dijo...

Me ha encantado tu relato, y me quedo con esta frase: Perder en aquella curva el beso de los sábados... que en ella expresa toda la esencia.

Un placer leerte, campoazul, tus textos enganchan.

Un beso.

Diazul dijo...

Creo que cuando se es niño hay situaciones muy dificiles de entender, y estas por las que ha pasado la niña de tu historia son aùn màs dificil, no debe ser facil estar en un internado, por eso para ella era una felicidad los Sàbados por la mañana, màs felicidad era no tener que regresar al internado, màs nùnca imagino que al no regresar al internado, tampoco regresarian aquellos besos de los sabados por la mañana.

Excelente texto amiga.
Besitos.

Lapislazuli dijo...

Que dificil entender la mente y el corazon de los niños
Muy bien logrado
Un abrazo

Adriana Alba dijo...

Hermoso relato, los niños son tan fragiles...tan puros...

Me ha emocionado este relato.

Un fuerte abrazo.

Matteo dijo...

Il sabato mattina ha l'oro in bocca.

Taty Cascada dijo...

Un niño requiere amor y tierra para jugar. Un niño crece con detalles cariñosos, y se desarrolla moldeando la tierra. Quien no comprenda estos dos simples hechos, no sabe lo que es amar y entregarse a un pequeñito.
Un beso Campoazul, después de un tiempo he regresado.

AnaR dijo...

Lo esencial es sencillo...y lo vamos dejando en esa patria que es la infancia y poco a poco se va perdiendo...

Muy hermoso y muy profundo.Un placer regresar y leerte.

Saludos con afecto

Noelplebeyo dijo...

cerrando los ojos..siempre se vuelve

Miguel Baquero dijo...

Es curioso que siempre añoramos lo que queda atrás, aunque en su momento estuviéramos deseando escapar de allí...

Otto dijo...

LA inocencia de la infancia, los miedos que conlleva, pero también aquellos besos de los sábados...aquella alegría extensa.
Y también la tierra.

Me gustó, volveré.

Un beso.

David C. dijo...

nostálgicas líneas.

Belén dijo...

Mi tierra de infancia la cambié por una mudanza a una ciudad mayor... así que entiendo el nerviosismo

Besicos

estrella dijo...

Hola Campoazul!!
Es triste para un niño-a,no tener el cariño de sus padres a diario,creer que lo normal es verlos un día a la semana,con un sólo beso.
Y cuando creía tenerlo todo,lo perdió!!
Enternecedor relato,siempre sorprendes cariño,con algo hermoso y bien relatado.
Un besito guapa!!

Estrella Altair dijo...

Besos perdidos..??

no azul...

besos guardados en el recuerdo.. para siempre..

muy bonito....

Besos

Carmela dijo...

Muy bueno Campoazul, como siempre.
Un biquiño

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre un placer, volver por tu casa.

Saludos!

Maria dijo...

Un relato muy bonito.

Un beso de sábado compensa toda una semana de internado.

Besitos

ANTIQVA dijo...

Oh, que pena, esas cosas no deberian pasar, amiga...

Ningun niño deberia sentirse infeliz por eso... No deberia pasar...

Un abrazo fuerte, Azul

andres rueda dijo...

eres una gran artista...que preciosidad¡¡¡¡

BESOOO

Andres

El intimista secreto dijo...

En la soledad, en la ausencia de afectos, hay que constuirse un castillo de fantasía donde refugiarse de las pesadillas... de la vida real.
Besos.

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un beso.

Jaumerei dijo...

Precioso cuento con gran moraleja, a veces en la odiosa monotonía se es mas feliz que en el ansiado sueño.

Bicos

David c Fild dijo...

Tenes la capacidad de decir mucho...en pocas palabras.

un beso y excelente fin de semana

es placer pasar por aqui

MTeresa dijo...

Es un magnífico mensaje
de cómo valoramos la escaso
y que todo se vuelve rutinario
cuando es diario,
me ha encantado

Juanjo Montoliu dijo...

Es un cuento muy bonito, que habla de las necesidades satisfechas. Perdemos la ilusión cuando ya no ansiamos nada. Era suficiente un trozo de tierra y un abrazo para pasar una semana.

Por suerte, siempre encontramos algo que necesitar para mantener la ilusión.

Besos.

Translate