La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

12 de noviembre de 2011

La humana y yo.



Nos estamos conociendo.

Una semana juntos y ya nos unen infinidad de sentimientos.  He de reconocer que en el primer momento me sentí asustado y mi angustia crecía al comprobar que ella también estaba intranquila; ninguno de los dos sabíamos cómo debíamos comportarnos para superar la primera barrera de nuestra relación.

Pasadas las primeras horas ella dejo de intentar acercarse a mí y yo acabe por echarlo en falta, de modo que lentamente me encontré a su lado por propia voluntad. Ella hablaba y yo escuchaba…, su voz retumbaba en mi cabeza, no supe cómo decirle que causaría el mismo efecto que pretendía en mí calladita ¡no paraba…, hablaba y hablaba!

Dos días a su lado sobraron para saber que ya no podría irme jamás, me encuentro bien con ella, si, sigue hablando mucho pero ahora me relaja y ya empiezo a comprenderla, para no perderme ningún detalle de sus movimientos no la dejo ni un segundo a solas, entiendo que en ocasiones me lo reprocha pero si no voy al rato me llama… ¡También necesita mí presencia! 

Nuestros mejores momento del día son los que dedicamos a navegar por Internet al anochecer..., ella teclea y yo a su lado le froto mi cara contra su cuerpo y jugueteo a su alrededor ¡le encanta! Su voz se vuelve melosa y me acaricia el lomo mientras yo ronroneo para ella. Sé que quedan algunos obstáculos que superar…, pero se me antojan suaves.

Creo que no me he presentado…, soy Oscar el gato.

32 comentarios:

Noelplebeyo dijo...

jejeje me encanta el nombre, me encanta que sea gato

juan antonio dijo...

Hola Oscar, Has aprendido a vivir en convivencia ¡estupendo!. Pero no olvides tu naturaleza independiente.
Hola a tí también CampoAzul.
Un abrazo a los dos

Victor dijo...

Precioso relato, eres una fuente inagotable de imaginación.

Besos

Diazul dijo...

upss.jajaa..empiezas a narrarlo de una forma que inevitablemente nuestra imaginación se va por otro lado..pero bueno, cierto que con las mascotas tambien nos encariñamos y mucho.

Buen relato amiga.
Besos.

Towanda dijo...

Hola Oscar:
Cuando te comencé a conocer, pensé en el típico maromazo que una conoce y se lo lleva a casa, enseguida.
Máxime cuando supe que te molestaba si tu chica hablaba demasiado y que incluso te retumbaba en la cabeza.
Ahora que sé quién eres realmente, te pido que nos cuides a la niña que es muy maja y vale un "potosí".

Besazos.

M.Teresa dijo...

Ya me pensaba algo así,
tengo perros y sé loq ue significa
esa compañía sin palabras,
un abrazo

ReltiH ReltiH dijo...

FULLL, MUY BACANO RELATO. ME TRAMAN LOS GATOS.
BESOS

El Canto de la Luna dijo...

¡Huy!
Me encanta que los gatos escriban y piensen...
Además.... ¡te me has agregado!,espero que me cuentes muchos cuentos ahora que estás aquí.
¡Eres una preciosidad Oscar...!
Así queeee...¡ a disfrutar de lo lindo con tu nueva amiga!
Y...a soltar pelo para tenerla entretenida,jajaja.
Un abrazo Oscar.

SUPERMENDO dijo...

Precioso relato de mi amigo... "EL GATO".

Taty Cascada dijo...

ja ja...Mi segundo hijo se llama Oscar y tiene la agudeza de los felinos...Buen relato como acostumbras, además que los gatos siempre me han causado gran curiosidad y respeto.
Besitos

Claudio Ariño dijo...

Vaya felino. Buena visión desde el otro lado de nosotros.

Foteando y algo más dijo...

Je, je.. quisiera yo escucharlo dentro de 6 meses!
Saludo

(bueno, los gatos cuando se cansan de algo desaparecen, a veces temporalmente y otras definitivamente. Ooops. Creo que tengo mucho de gato!)

moderato_Dos_josef dijo...

Sí, todavía le quedan algunos obstáculos; como salir a pescar unas buenas sardinas y repartírselas a pachas....
Muy bueno.
Un abrazo.

Belén dijo...

Ya sabía yo que los gatos eran muy listos...

;)

Besicos

Maria dijo...

Veo que es verdad eso de que un animal se parece a la persona con la que vive. ¡Oscar escribe muy bien!

Besos

Adriana Alba dijo...

Que ternura.

Ellos nos acompañan siempre son incondicionales.

Un abrazo .

Hyku dijo...

Dejará bolas de pelo la humana?

Gatunos besos

Miguel Baquero dijo...

Algo empecé a sospechar cuando se restregaba contra la espalda de su ama mientras ésta escribir... Eso no lo hacen las personas normales, ¿o sí? ;-)

ANTIQVA dijo...

Amigo, en cuanto tengas ocasion restregaté contra su tobillo, de mi parte...

Acercate, acercate a la pantalla... Acertame para que te pase la mano por el lomo...

(Un abrazo, amiga... Espero que él te deje leer esto...)

Nómada planetario dijo...

La relación con los gatos es algo especial. Tengo varias anécdotas especiales, a ver si me animo a contar alguna en el blog.
Besos para ti y caricias para Óscar.

David C. dijo...

Bonita historia. Ese gato si que te quiere.

María dijo...

Jjajajaaj la verdad es que el final me ha sorprendido, muy bueno.

Mil gracias por visitar mi blog, y dejar tu huella, y por supuesto que yo también te sigo.

Un beso.

EXPEDIENTEX dijo...

Me mira, no dice nada,
ella solo huele,
y siempre está escuchando,
eso sí, le encanta que le acaricie,
no dice nada,
yo lo sé,
es mi conejita enana, Blacky.

MEN dijo...

Me gusta como escribes Oscar. Y creo que la humana con la que vives es un encanto de compañera de piso. Espero que la mimes mucho y que te armes de paciencia cuando la de por hablar sin parar. Los humanos somos así, hablamos y hablamos sin parar. Ahora si, si un día ves que no habla … ese día quiérela más que nunca. Me gusta tu nombre, me gusta que compartas el ordenador con ella. Encantada de conocerte y bienvenido a este mundo. Nos veremos por aquí y quién sabe si en algún sitio más… jajaja
Dile a la humana que me ha encantado que te dejara escribir, ha sido muy tierno. Dos bessitos

Simplementeyo dijo...

Hola Oscar, veo que has encontrado a tu media naranja aunque hable mucho, pero seguro que tienes tu recompensa, eso de sentirse acompañado entodo momento no tiene precio. La maullarás de diferente forma para que te entienda. Dale recuerdos de mi parte.

besitos y sonrisas maulladas:-)

Sneyder dijo...

Buen relato con un final que sorprende…. ¡le encanta! Su voz se vuelve melosa y me acaricia el lomo mientras yo ronroneo para ella.
Mi felicitación

Un beso

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola Campoazul

Estoy segura que a Oscar le encantará esta entrada y seguro que dentro de poco, no habrá ni un sólo espacio entre vosotros.

Me he gustado mucho tu entrada, es muy tierna.

Besotes.

Anónimo dijo...

Yo adivino en tus personajes una relación estable y prolongada en el tiempo.

Raúl
El alma difusa.

ANRAFERA dijo...

Excelente entrada Compoazul...y tierna amistad la que adivino; que sea para mucho tiempo.
Estupenda la composición, complementa muy bien con el texto.
Un abrazo.
Ramón

estrella dijo...

Hola Campoazul!!

Qué bonita y tierna historia,sobre los sentimientos de un gato,hacia su dueña,es sensacional Campoazul!!,nunca lo habría pensado desde su punto de vista.

Un abrazo,guapa!!

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Al parcer un gato llamado Oscar, con suerte...

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen fin de semana.

Juanjo dijo...

Oh, un gato cibernético.

Translate