La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

24 de julio de 2010

Sabor a sal


La pintura es de: http://andresrueda.blogspot.com/
“Amanece tarde"


Él se despertó con una sensación de escozor en toda su piel, apenas podía abrir los parpados…, le pesaban demasiado…, y no sabía el motivo….
Se los frotó y sus dedos quedaron cubiertos de un polvo blanco ligeramente áspero, ¡que extraño! Pero más extrañado se quedó al comprobar que sus manos también tenían polvo…, al intentar limpiarse la cara sintió dolor en sus labios…, le ardían, los mordió ligeramente y notó el sabor a sal… ¿sal…? ¿Por qué estaba cubierto de sal?
Abrió el saco de dormir y salió con más rapidez que de costumbre. ¡Miró alrededor y se paró…! no sintió miedo pero si un cierto recelo por el repentino cambio de ambiente…, pues si lo de la sal era un misterio, más misteriosa era la playa donde se había despertado esa mañana…
¡¡Pero era increíblemente bella!! Sus colores fuertes daban color y calor, sus formas brillantemente dibujadas le absorbieron el pensamiento y el sentimiento de temor por aquel lugar totalmente irreal…
Lo último que recordaban sus ojos era una puesta de sol, y una tristeza sin igual…, y ahora estaba bajo un cielo del color de la ilusión y energía, incluso su corazón estaba lleno de esperanza ya no había lugar para las penas.
Un baño en ese mar de colores era todo lo que deseaba, ¡y me bañó…! y nadó hasta unos matorrales donde creyó ver algo brillar..., y vio una preciosa sonrisa…, que estaba rodeada por muchas más, felices nadaban en aquel mar de ensueño donde él estaba soñando; ¡le vieron…! Se miraron unas a otras y todas al unísono desaparecieron bajo el agua…, no sin antes soltar unas musicales carcajadas.
¡Atónito se quedó! … frotó de nuevo los ojos para comprobar si seguía dormido,…comprobó que estaba despierto cuando al dejar de nadar casi se ahoga…, nadó hasta la orilla, allí tal vez pudiera pensar mejor…
Y pensaba…, y no le salía nada razonable.
Tumbado sobre la arena suave y cálida el sopor le venció, con una media sonrisa en los labios y una sensación de bienestar se durmió mientras la brisa le pintaba de un suave color blanco, el color del salitre que suavemente recogía del mar para envolverle a él…¡ era su tarea…! ella se lo había pedido.
Le toco el turno a la noche…, la luna estaba muy atenta porque habría de iluminar la playa de manera especial esa noche… ¡ella se lo había pedido!, y la luna jamás negaría nada a unos ojos marrones que miraban con infinito amor…
Ella salió de su mar…, camino despacio hacia él, y se agacho sentándose sobre sus propias piernas mirándole…, sabiéndole dormido pero segura de que soñaba con ella…
Se acerco y le besos dulcemente, ¡miles de veces!, despacio…, no había prisa la noche empezaba ahora...
El alba despuntaba, se levanto y se sumergió en su mar….
¡Como le dolían los labios y estaba completamente cubierto de salitre! ¡No entendía nada! …Pero estaba completamente feliz.
Una sonrisa traviesa pensaba escondida detrás de unos matorrales:” esta noche le despertare, y ya sabrá que estaremos siempre juntos…, bueno, o la próxima, quizás…”
“¡¡llevaba ya tantas noches durmiendo en aquella playa…esperándome…!!”
¡Si, esta noche le despertaría…, sin mas indecisiones ni demoras!

27 comentarios:

Carmela dijo...

Esperanzadora :)
Saludos

andres rueda dijo...

Que dulce sabor a sal....

BESO
Andres

FALSARIO dijo...

me han gustao mucho estas letras, casi casi puedo sentir e sabor de la sal en mi boca. Muy hermoso como siempre. Un saludo de Falsario.

www.falsario.org

reltih dijo...

muy bella historia. me encanto.
besos

Montxu dijo...

Si sabia yo que las sirenas existían......Dulce el salitre en la boca....Un beso

Juan Antonio dijo...

Yo también quería. Snif.

La sonrisa de Hiperión dijo...

ME ha encantador tu sabor a sal... Siempre un placer pasar por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

Ricardo Miñana dijo...

Pasaba a dejarte mis saludos y desearte tengas una buena semana, es un placer pasar a leer tus excelentes textos.
por motivos de trabajo estare un tiempo ausente
un abrazo.

Stella Khudyakova dijo...

Gracias por visitar mi blog!
Un placer pasar por tu espacio y es hermosa historia como todo lo que escribes!!!!
Mis felicitaciones!!!

Un saludo

emilio dijo...

Ese mar, esa mar... su sal, su sabor, su esperanza...
Mañana quizá?.

Un abrazo amiga.

Emilio.

LOTO dijo...

Precioso, haces que se sienta y se viva. Siempre lo haces, es maravilloso como escribes.
Bicos.

SOMMER dijo...

Genial manera de despertar. Así cualquiera¡¡¡¡

MA dijo...

Precioso texto de principio a fin ,querida amiga.

Besos de MA para ti.

Juanjo dijo...

La sal es lo único que nos queda de un bello encuentro.

Bonito cuento.

Akua dijo...

Uy qué pillina. Menos mal que al final le despetará para siempre. Muy bonito.

Un beso.

Raúl dijo...

REcuerdo una canción de principios de los noventa que empezaba con la frase de tu título. "sabor a sal"... siempre me ha gustado esa sentencia.

LOTO dijo...

PRUEBA..

juan dijo...

Hermoso y refrescante, y original como siempre Campoazul! Me dejas un leve sabor a sal :) gracias

prometeo dijo...

¡Qué lujo haber leído tu historia antes de ir a dormir! No tener que pensar, solo vivir el sueño. Me gustan los besos salados y el dibujo del salitre en la piel.

Un beso.

disancor dijo...

Un hermoso poema escrito en prosa. Hermoso sueño con sirenas.
Un beso.

William dijo...

Hermoso relato! creo que nunca la sal había sido tan dulce, de hecho nunca lo había sido.
Me encantó!
Besos desde el fin del mundo! ¿te despertarás con sabor a sal?

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Un relato salado.

Saludos de J.M. Ojeda.
Buen fin de semana.

paloma dijo...

Preciosa historia, yo la puedo verificar..., desde mi rama todo lo vi. Soy discreta. :)

Besos para ti y tu sirena

María Jesús Verdú dijo...

Me gustó leerte y descubrir tu espacio virtual. Te sigo

campoazul dijo...

Hola a todos,
Es increíble con la facilidad de palabra que tengo yo y hoy no sé como contestaros uno a uno, porque realmente tendría que deciros casi lo mismo…, ¡¡que problemas de hipertensión no veo por ninguna parte! …Jajaja, y que me doy cuenta ahora que la sal es dulce…, jajaja.
…Menos mal que las chicas cuidamos mas la dieta, y la sal ni la mencionamos…., jajaja
Me encantó que os gustara, siempre me encanta…., pero los cuentos de sirenas se los escribo y dedico a una personita muy querida, (a mi preciosa ahijada), deseándole una vida de cuento y ensueño…muak.

Dejo abierto el gran baúl de los besos y abrazos, llevaros los que deseéis …, y no os preocupéis si quedan pocos…, todos los días pondré mas………….:)

Rafa Monterde dijo...

Hola, Campoazul, el cuadro me parece muy bueno, ahora tu texto...
No es sólo que sea una historia mal narrada, que lo es, pero es que además está mal escrita (no pones tildes donde deberías, las diacríticas no sabes ni lo que son...). Veo que hay mucho pelotillero en este mundillo bloguero, gente que incluso son profesores universitarios de filosofía (que ahí tienes a uno que conozco dándote el parabién), y que lo único que debe pretender es ligarte, porque si gente de un nivel cultural alto te dice que escribes bien, es como para inhabilitarle, vamos...
Nada, chica, no te digo esto por molestarte, sino porque no sirvo para ser insincero. De casualidad he dado con este cuentecito tuyo y me he quedado asombrado de que cuando alguien escribe rematadamente mal, los demás, lejos de ayudarle, le dan palmaditas en el hombro, aunque por detrás se rían a mandíbula abierta, como imagino.
Tienes solución, toma unas clasecitas en vez de bloguear tanto...

Saludos.

campoazul dijo...

Gracias Rafa por tu opinión y sinceridad.

Translate