La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

26 de abril de 2010

Cuentan los abuelos.


Era una noche muy fría y con niebla o al menos así se lo parecía, sus ojos estaban tan llenos de lágrimas que veía el mundo como reflejado en un charco.
Sentía mucho miedo pero tenía que seguir adelante con cuidado..., para que el hombre tan grande que delante de ella caminaba cargado con un gran saco a la espalda no se percatara de su presencia…,¡porque si eso llegara a pasar correría la misma suerte que su hermanita!, …que en ese momento se encontraba dentro del saco que el hombre tan grande llevaba sin ningún esfuerzo…, de hecho sólo lo sujetaba con una mano…,¡ es que realmente el bebe pesaba muy poco…!
Escondiendo su pequeña figura, le seguía sigilosa…, aunque no entendía nada…!! Ella era una niña…! ¡Muy pequeña para ir sola de noche sin que nadie la echara en falta…! ¡Ni a ella ni a su hermanita!, ¿pero porque sus padres no las estaban buscando…? Si, ya sabía que sus papas estarían ocupados con sus amigos…¡¡Pero es que ella sola no sabía lo que tenía que hacer!!
Lloraba…, con un llanto ahogado, sin sonido (para que el hombre grande no la oyera), seguía detrás, pensando que así al menos sabría a donde se llevaba al bebe y en un descuido se lo quitaría y se lo llevaría con ella…!! ¡Pero no sabía cómo…, para ella sí que pesaba mucho! Bueno…, también podría esconderla hasta que las echaran de menos…
No podía dejar de mirar para el saco…, ¡¡no se movía!! ¿Y si el bebe estaba muerto?¡¡ No lo podía saber…!! Los abuelos siempre le habían dicho que el hombre grande se llevaba a los niños trastos y en su casa los encerraba, pero no sabía si antes los mataba o no…, ¡¡ el bebe estaría vivo, ¡¡tenia que estar vivo!! ¡Ella se lo quitaría a ese hombre malo y le protegería…
De nuevo se volvió…! no…,!¡¡todavía sus papas no venían corriendo!! ¿Por qué tardaban tanto…?
Empezaba a llover y la niebla estaba más espesa, le costaba más verle…, apuró un poco más el paso, no podía perderle…, a lo lejos se veía un gran caserón viejo de piedra, de las ventanas salía una luz, nada tranquilizadora…, el hombre entró por una puerta un tanto destartalada, era de madera pero de tan vieja estaba rota, con un hueco suficiente como para que su pequeño cuerpecillo pasara sin problemas, con tanto miedo como deseo de rescatar al bebe.
En la esquina de una oscura habitación sucia y llena de cosas vio el saco…! Se acerco despacito,…el hombre no estaba allí, pero sí que andaba cerca, le oía respirar y gruñir…!!
Se acercó al saco y lo abrió, ¡¡allí estaba el bebe, temblando de miedo, acurrucado, con los ojitos rojos y la carita desencajada!! Al ver a su hermana quiso empezar a llorar…
-- ¡¡No…no llores!! Que si te oye el hombre nos encerrará a las dos para siempre, vamos a escondernos hasta que nos vengan a buscar!! ¡¡Te voy a cuidar…, pero no puedes llorar alto,….¡mírame!, ¡¡llora como yo…, sin sonido!! ¡Así…!,¡¡ nos esconderemos y los papas vendrán pronto!!
A no muchos metros de allí, en casa los abuelos comentaban aliviados,…
--¡¡ Menos mal que las niñas están durmiendo en casa de la tía!! Porque con este jaleo y la música tan alta se despertarían las pobrecitas…

30 comentarios:

reltih dijo...

si, los abuelos, sí que tenial la razón. excelente tu cuento.
un abrazote para ti
http://www.youtube.com/watch?v=i1xnVDiV9xE

felipe dijo...

MUY BONITO

silencio dijo...

hola amiga. Que bonito cuento pero con que intensidad misteriosa. Sobrecogedor !. Aun se estremece mi bello por las palabras leidas. unas preciosas vibraciones emocionales las que encuentro para ir poniendo fin a este lunes soleado. besos por tu encanto, que es maravilloso. kuidate.

Patokata dijo...

Que buen cuento!, muy original y descriptivo, te hace sentir que estás presente en la escena, me encantó!
Como siempre, es un gran placer leerte!!

Hasta pronto!!

Belén dijo...

Ostras, así que el hombre del saco existe?

;)

Besicos

Akua dijo...

Jope, con los abuelos, pobres niñas. Si es que el miedo es más real que la propia imaginación infantil.

Besos.

laberinto blanco, princesa dijo...

siempre hay un mundo del otro lado de los sueños... poderosos miedos!
Excelente

LOTO dijo...

Haber alma cándida , tú lo que quieres es que a parte de la depresión tome tranquilizantes para poder dormir de noche , ¿a que si?, !Dios! que suspense, sigo pensando que tienes una gran habilidad para escribir, tienes que escribir algo más gordo.....
Bicos.

Reflexiones de Emibel dijo...

Te disfruto en cada palabra. Cada día estoy más enganchada a tus escritos.
Los siento de tal manera que me angustio en ese caminar hasta el caserón, siento el llorar sin sonido de la niña.
Es precioso, de verdad.
Un beso.

SUPERMENDO dijo...

Un relato digno de un cuento de Andersen.
Podría llamarse: "EL HOMBRE DEL SACO", al igual que las historias que nos contaban nuestros abuelos, y que por tanto teníamos ese tipo de sueños, cuando éramos niños.
Bien narrado, como siempre.
Saludos.

campoazul dijo...

Hola Reltih, si tendrían razón pero asustaban mucho…, muchas gracias por un video llenos de abrazos
Un beso.


Hola Felipe, me alegro mucho de que te haya gustado.
Un beso.


Hola Silencio, me emociona un montón haber despertado en ti esos sentimientos con mi cuento, gracias…
Un beso.


Hola Patokata, me alegro de que te haya parecido original, gracias es muy difícil hacer cuentos porque todo esta contado.
Un beso.


Hola Belén,…:) ¡sí que existe! Ándate con cuidado que yo lo he visto en google… :)
Un beso.


Hola Akua, si, muchas veces los mayores no nos damos cuenta de que asustamos a los niños sin darnos cuenta…
Un beso.


Hola Loto,… ¿algo más gordo…? ¿Pero no dices que ya no duermes? Si escribo algo así te asustarás mucho más… :)
Un beso.


Hola Emibel, gracias por tus palabras de verdad, yo también lo pasé muy mal escribiéndolo porque me daba penita lo que escribía…
Un beso.


Hola Supermendo, ¡que honor para mí! Gracias, he de decirte que me inspiré en las historias de las abuelas…, no sé si era buena idea que nos contaran esas cosas.
Un beso.

campoazul dijo...

Hola Princesa, discúlpame por haberme olvidado de ti, mil perdones.
Los sueños son nuestros particulares mundos que solo nosotros conocemos…
Un beso.

MA dijo...

Historias para no dormir , me gusto leer tu historia.
Gracias por tu comentario dejado en mi blog .

Besos de MA .

estoy_viva dijo...

Con el miedo que le tuve al hombre del saco, que cuando veia uno salia corriendo en sentido distinto y mirando para atras por si me alcanzaba, que manera de contar cuentos para asustar a los niños, se pueden traumatizar.
Buen relato como siempre dentro de poco te veo firmando autografos,
Con cariño
mari

moderato_Dos_josef dijo...

Hola
Se ve que he llegado justo en pleno discurso de tu relato y me he quedado con la miel en los labios. UN relato del hombre del saco! con el miedo que me daba ami de pequeño. la verddad ha sido un placer encontrarte.
Un saludo de josef, desde Madrid. Nos vemos.

1600 Producciones dijo...

Descansando de mi lectura universitaria, pasaba a refrescarme con historias divertidas y bien contadas. Me llevo lo que vine a buscar y algo más.

Muy buena.

Saludo y beso

Paco Gómez Escribano dijo...

Precioso. Los sueños son parte de nuestra vida, no algo aparte. Caminan con nosotros desde que despertamos por la mañana. Un abrazo.

Estrella Altair dijo...

El hombre del saco, la verdad es que mi prima y yo que viviamos juntas, jamas le hicimos mucho caso, casi que nos interesaba mas aquel del "hombre de la gabardina" y verle desnudo.. eso y eramos pequeñas, ja, ja, ja, nos parecia, como lo peor de todo.

Me reido... un besazo princesa

d2 dijo...

Simplemte es un cuento estupendo, me ha encantado, ya como siempre, una gozada enorme pasar por tu casa.

Quequi dijo...

Una bonita historia, que merecería una continuación como los cuentos antiguos. Se dice que los cuentos de hadas pretendían enseñar a los niños los aspectos terroríficos de la realidad, para que maduraran antes. Ahora parece que se quiere anestesiarlos.
Me ha gustado mucho.
Besitos.

planeta asfalto dijo...

interesante historia..........es posible continuarla?

La sonrisa de Hiperión dijo...

Un cuento muy chulo. Un placer siempre pasar por tu espacio.

Saludos y un abrazo enorme.

Javier Andrade (DATREBIL) dijo...

Excelente cuento.
Siempre me voy con buen gusto de tu blog, amiga.
Un placer leerte.
Abrazos.

MA dijo...

Gracias por pasar a comentar en mi querido blog. Volveré por tu linda casa.

Besos de MA

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Un cuento, desgarrador por su final.
Un final poco tranquilisssssador.

Saludos de J.M. Ojeda.
P.D. Buen fin de semana

RICARDO MIÑANA dijo...

Mas sabe el diablo por viejo que por diablo,
un placer leerte.
feliz semana.

Juanjo dijo...

Yo le tenía un pánico auténtico al hombre del saco, pero no recuerdo sueños relacionados con él.

Besos.

campoazul dijo...

Hola MA, pues si, para no dormir o por lo menos para dormir poco…
Un beso.


Hola Mari,…siento habértelo recordado, pero ahora ya sabrás que no existe no? :)
Un beso.


Hola Josef, es un placer que me hayas encontrado…, caray! Que de gente hay que le tenía miedo al famoso hombre…
Un beso.


Hola Producciones, pues me alegro que hayas encontrado lo que venias a buscar…
Un beso.


Hola Paco, si, son inseparables, por eso sería mejor que fueran siempre agradables…
Un beso.


Hola Estrella,…y yo sin enterarme del “hombre de la gabardina”! tu prima y tu sí que sabias…
Un beso.


Hola d2, me alegro verte por aquí y me agrada que te haya gustado.
Un beso.


Hola Quequi, pues si nos contaban historias malas para madurar…, cortos no se quedaban, la verdad.
Un beso.


Hola Planeta, no sé yo…, de la manera que quedaron allí los niños ¡! Cuestión de ponerse en ello…
Un beso.


Hola Hiperión, me alegro de que te haya gustado.
Un beso.


Hola Javier, encantada de que hayas disfrutado con el cuento.
Un beso.


Hola MA,…me alegro siempre de verte por aquí…
Un beso.


Hola Ojea, te has fijado en el final, que conste que me parecía cruel…, pero es solo un cuento. ¡Menos mal!
Un beso.


Hola Ricardo,…muy buen refrán, con mucha razón! Un placer que me hayas leído.
Un beso.


Hola Juanjo, yo nunca le tuve miedo, porque se supone que solo se llevaba a los niños malos….:) :)
Un beso.

Anónimo dijo...

hermoso la historia

campoazul dijo...

Gracias Anónimo, por entrar a leerla y entantada de que te haya gustado.
Un beso

Translate