La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

7 de julio de 2012

Una llamada.




De tarde ya se había sentido excéntrica y ahora que el pronostico del tiempo y el cielo le habían confirmado que la noche sería de atronadoras tormentas con esas descargas eléctricas a las que tanto temía, se sintió indefensa y sabia que ella sola no bastaría para protegerse de esos miedos… 

Tomo su teléfono y comprobó angustiada que el saldo solo le permitiría hacer una llamada, de modo que pensó detenidamente a quien llamaría. Fue descartando a familiares y amistades con niños pequeños y por lejanía, también por enfermedades y las que no dispusieran de coche y así después de un análisis completo decidió que ya tenia a la persona idónea  ¡no le fallaría tanto por amistad como por disponibilidad!

Y llamó y él contestó: “¡Pero si los relámpagos no te van a hacer nada! Jajajaja tu cierra la puerta que así no entran. Es que ahora no me apetece nada salir con este día lluvioso y además vino un amigo y vamos a descargar una peli de esas de acción. Ya te llamo mañana, ¿de acuerdo?”

Después de una noche ruidosa y de fulgores había amanecido un cielo oscuro, aunque ya despuntaba el sol y los colores que casi siempre adornaban su cielo. Le alegró ver que bajo las nubes el día sería maravilloso, aunque en su edificio había mucho ajetreo ya que un rayo lo había traspasado limpiamente y además con suerte por la ausencia de victimas… 

Por eso los bomberos no entendían de donde procedía ese olor a carne quemada.


23 comentarios:

disancor dijo...

Encantado con tú entrada y maravillado con la foto.
Feliz fin de semana.
Un abrazo.

Pedro Luis López Pérez dijo...

Magnífico Relato, lleno de doble sentido.
Un abrazo.

Gilberto Cervantes dijo...

Ja, me encanto tu relato!

Besos y se feliz!

ReltiH dijo...

FULLL, EXCELENTE RELATO!!!!! ME TRAMA.
UN ABRAZO

Lapislazuli dijo...

Muy bueno!!! con dosis de intriga suficiente hacia un final extraordinario
Un abrazo

Natalia Ortiz dijo...

El final me mató... dejándome con dudas.
La chica pensó con detenimiento a quién llamaría, pero me temo que finalmente no eligió bien, y que la amistad no era tan importante cómo pensaba, porque en mayor o menor medida le está fallando con esa respuesta acompañada de una risa, aunque los miedos provocados por una tormenta puedan no resultar de relevante importancia, y es que le está negando hasta hablar por teléfono cuando tanto lo necesitaba. Me recuerda a alguien, o incluso a más de una persona, y eso no es bueno.
Pero la vida es así.
Buen escrito, Campoazul :)
Un abrazo

estrella dijo...

Hola Campoazul!!
Menudo relato,me deja con un poco de pena el final.
Fíjate que los amigos deben de estar para todo...excepto cuando realmente sientes que los necesitas,entonces van y te fallan,pueden pensar que es una tontería,pero si en este caso ella le daba tanta importancia y sentía tanto miedo a la tormenta,su amigo tenía que haberse dado cuenta de su verdadera angustia y ayudarla.

Preciosa fotografía cariño!!
Un abrazo de domingo!!

Towanda dijo...

A mí si me hubieran llamado... habría acudido o al menos hubiera intentado calmar esos nervios. La verdad es que los amigos de verdad (no los amiguetes de juergas) son bienes escasos.
Ese olor a carne quemada me deja con la sensación de que no volverá a hacer más llamadas.
Jolines, Campo, eres una artista de la intriga. Me encantó tu relato.

Besos muy grandes.

Maria dijo...

Con pocas palabras has dibujado muy bien al "amigo". Me gusta el punto de intriga ese del final.

Besitos

El intimista secreto dijo...

Un amigo gilipuertas.
Un amigo chamuscado.
Ah, no, que es el pollo al horno de la vecina.
Chica, qué tremendo.
A mí también me gustan las tormentas para estar bien acompañado.
Besos.

Lola velasco dijo...

Umm, he estado pensando ese final intrigante, primero pensé. Pobrecita que finalmente muere por culpa de no haberle hecho caso su amigo, pero después he pensado, el relato cuenta sobre lo que ella siente, su miedo a las tormentas, al final habla de la alegría de alguien porque la tormenta ha pasado y luce el Sol, es lógico pensar que se trata de ella, entonces puede haber muerto él, por haberse quedado allí sin moverse.
Intrigante guapísima.
Un beso.

EXPEDIENTEX dijo...

Todo un Expediente X...

David C. dijo...

pobrecita ;)
Saludos
David

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Campoazul

Tus relatos nunca dejan indiferente. Tiene un halo de misterio, de finales inesperados y a veces, de cierta tristeza. Y son estupendos.

Besotes.

Marilyn Recio dijo...

Muy bueno!! Tremendo final, inesperado!

un abraXo

Diazul dijo...

uyy.. que mal elección hizo al llamar a ese "amigo".. yo tambien tengo mucho miedo a las tormentas...ayy.cuando hay rayos y truenos casi siento que va a caer uno cerca de mí, con ganas de meterme abajo de la cama. jajaa..

Ese final me ha puesto a pensar..mmm...¡que será ese olor a chamuscado??..uff..que intriga..

Muy bueno amiga, como siempre nos mantienes atrapados en tus relatos.

Besitos.

andres rueda dijo...

Que bueno¡¡¡¡ El final...lo dejamos a la imaginacion...besooo

Andres

Clik dijo...

Olá Campoazul!

Que linda foto, e seu relato!

uma bela semana para Ti!

Saludos do Brasil.

jose dijo...

Mala elección en esa llamada, es lógico el olor a quemado. Saludos.

María dijo...

Me encanta la imagen.

Siempre en tus relatos inesperados finales, me encanta venir a saborear tus letras.

Un beso.

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un beso.

Shang Yue dijo...

me gustan las tormentas, por toda su descarga de "adrenalina" en forma de rayos mágicos

los daños colaterales son previsibles

MEN dijo...

Definitivamente no era un buen amigo. Lastima que haya terminado “chamuscada”. Pobre, a veces parece que presentimos cosas increíbles y este fue su ultimo presentimiento. Realmente hay muchos “amigos” que tienen el titulo y no se lo merecen y este era uno de ellos, lastima que el chamuscado no fuera el, aunque ahora se arrepentirá toda su vida de no haber ayudado a su amiga cuando se lo pidió. Un reato increíble amiga. Un bessito preciosa

Translate