La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

7 de junio de 2012

Querida Señora.




No puedo olvidar aquel día en que mi cobardía y mi dolor no me permitieron acercarme a ti y darte un último beso. En medio de esa angustia intentaba reunir el coraje suficiente cuando tú me miraste y me derrumbé, no pude moverme, te envié una forzada sonrisa luchando con mis emociones para que no advirtieras que estaba llorando y que mis sentimientos se desgarraban al verte inmóvil… vencida en aquella cama de hospital por el único enemigo que en tu vida has tenido, ese cáncer que sin tregua ni conciencia te ha destrozado y para siempre te ha llevado.

Qué triste y que injusta es la vida, querida Señora, tu que me has dado tanto sin pedírtelo y yo no fui capaz de despedirme de ti. Me culpo todos los días de mi vida en que te recuerdo y te recuerdo constantemente porque tu estas en todo lo que me rodea o en todo lo que me queda por hacer, ya que tus consejos me acompañan y los tengo en cuenta en todo momento, porque de ti salían directamente del corazón formando palabras dulces que apetecía escuchar.

Gracias querida Señora por estar conmigo y permitirme estar contigo, por esas tertulias de adultos con café donde me incluías a pesar de que tan solo era una adolescente, porque tu sabias enseñar de forma diferente, decías que las cosas se aprenden dando ejemplo no con aburridas teorías. ¡Y así fue…! aprendí, incluso más cosas de las que me has enseñado, porque de ti he copiado parte de mi vida.

Ojalá te lleguen mis palabras después de tanto tiempo, disculpa la tardanza pero he estado reuniendo el valor para hablarte sin llorar amargamente. ¡No lo he conseguido!

En mi corazón siempre está esa mañana mágica en la que alguien me dijo, mira: esa es la nueva vecina del tercero.

 …Ahora el tercero ya no existe.

31 comentarios:

Yashira dijo...

Qué hermosa historia campoazul, creo que todos guardamos en nuestro corazón un beso o un abrazo que no dimos a tiempo y que nos acompaña donde quiera que vamos.

Un abrazo amiga,

Saudades8 dijo...

No es tan importante la "no despedida", seguís juntas, de otra manera pero unidas y esa unión viene del cariño, ese que no muere aunque algunos nos marchemos.

Mientras en tu corazón quede un hueco para ella estáis unidas.

Un beso,

Lola velasco dijo...

Tan sentido y bonito, tan profundo y lleno de gratitud. Honras su recuerdo y agradeces la presencia que ha tenido en tu vida.
Si piensas que no hiciste lo que debiste en su día (situaciones que nos pasan a todos) Créeme que ahora lo has hecho. Yo también tengo una despedida pendiente que la adolescencia no me permitió hacer, y unas quedadas sin hacer de adulta, de hace poco, que tareas de diario no me dejaban tiempo para dedicarle y que ya nunca podrá ser. Si, en la vida todos actuamos de determinadas maneras que quizá nos acabamos arrepintiendo, pero también sabemos en el fondo que nunca abandonamos a la persona que se fue, que la queríamos y admirábamos, con su falta nos damos cuenta hasta donde nos caló en el alma, cómo de importantes fueron y cuánto nos enseñaron, de ellos construimos nuestro interior, aprendemos, y eso significa que le hemos valorado y amado.
Un fuerte abrazo.

marengo dijo...

En cierto modo me identifico algo con tu relato, me he quedado con la duda si lo hice bien, mal, o si lo hubiese podido hacer mejor, pero me reconforta el hecho de que sus últimas horas las agotó en la u.v.i. de un tétrico hospital cogiéndome mi mano con muchas fuerzas, con la mascarilla del oxígeno cubriéndole su angustiada cara, siendo consciente de que abandonaba éste mundo, su mirada clavada en la mía, y, seguramente preguntandose ¿dónde estaban el resto de sus 6 hij@s?, expiró cogida a mi mano, el resto de sus hij@s, (mis hermanos) no salieron de la sala de espera mientras estuvo agonizando, con esto no quiero decir nada, pero si algunas veces pienso que no la visité con más frecuencia en vida, ese paso de la vida a la muerte cogida de mi mano creo que me compensa moralmente y mitigará un poco ese dolor que me pueda causar esa espinita que pùeda tener clavada por no haber estado más tiempo con mi madre, a pesar de que ella tenía predilección por algunos de mis hermanos, que fueron paradójicamente los que la decepcionaron en sus últimos instantes de vida.....

Diazul dijo...

El sentimiento que queda tras una despedida no dada cala profundo.. a mi me pasó con un gran amigo. jovencito era cuando la muerte se lo llevó..por una y otra cosa fuí alargando la visita al hospital y un día murió sin yo haberle podido ver.. me hubiese gustado darle un abrazo y un beso.. aún me queda la tristeza de no llegar a tiempo :(

Besitos.

Lapislazuli dijo...

Que lindo homenaje le has brindado en tu post, nadie se va mientras se lo recuerda
U abrazo

Fernando Santos (Chana) dijo...

Excelente texto...Espectacular....
Cumprimentos

ANTIQVA dijo...

Madre mia... Que homenaje tan tremendo, tan bello, tan sentido...

Un abrazo muy fuerte, querida amiga

Towanda dijo...

Me has puesto los pelos de punta... ¡Cuánta sensibilidad, Campoazul!, eres una persona maravillosa y aunque la situación se presenta como muy dura, el enfoque de tu homenaje es inmenso.
Jolínes, ¡qué grande eres!

Aunque estoy en el limbo, te deseo mucho bueno porque eres especial para mí.
Besos, tesoro.

Towanda dijo...

Me has puesto los pelos de punta... ¡Cuánta sensibilidad, Campoazul!, eres una persona maravillosa y aunque la situación se presenta como muy dura, el enfoque de tu homenaje es inmenso.
Jolínes, ¡qué grande eres!

Aunque estoy en el limbo, te deseo mucho bueno porque eres especial para mí.
Besos, tesoro.

El intimista secreto dijo...

Todo tiene su tiempo, su momento, para aprender, para crecer, para valorar palabras y gestos del pasado. Es entonces cuando nos damos cuenta de las personas y cosas importantes que han pasado por nuestra vida. Es normal y es una lección para el futuro.
Un beso grande.

Maria dijo...

Ese beso que queríamos haber dado y no pudimos dar; la palabra que se nos quedó atascada; esa vez en la que algo nos paralizó antes de dar un abrazo... los llevamos pegados siempre.

Besitos

jose dijo...

Un emotivo homenaje, ambas os tuvisteis y al no olvidarla nunca se ira de tu vida. Saludos.

EXPEDIENTEX dijo...

Dicen que a la tercera
va la vencida,
y que nunca es tarde...

Palabras de inspiración.

Maria Eugenia - Vida y Muerte dijo...

Hola, Campoazul

No lo dudes, no sólo te ha escuchado y sentido, sino que sabe lo mucho que le has apreciado y querido. Y para ella, no existe esa tardanza. El instante es único y el tiempo se mide de diferente manera que para nosotros.

Sigue viviendo en ti, ya no necesita el tercero. Seguro que estará ahora, diciéndote que no llores, que te alegres y sonrías al recordarle.

Besotes.

Marilyn Recio dijo...

Preciosa entrada!! Creo que muchos pasamos por una situacion similar.Por eso es tan importante actuar con aquellas personas merecedoras de nuestro afecto como si la fuesemos a ver por ultima vez, es decir, con demostraciones de carino y afecto. Asi no nos queda el remordimiento de lo que pudo haber sido y no fue. Un hermoso homenaje!

David C. dijo...

Intenso primer párrafo.

El Canto de la Luna dijo...

Un precioso recuerdo... entrañable cariñoso y con mucho sentimiento hacia una persona que te ha marcado en tu vida y que tú le dedicas con un gran sentimiento de cariño.
Una preciosa dedicatoria y un gesto de agradecimiento que se hace sentir en tan bonitas palabras...
Me ha encantado!!
Un besito Campoazul!!,
Espectacular la fotografía de abajo, de "sirenas en la orilla"

ReltiH dijo...

UN CIERRE INESPERADO. EXCELENTE TEXTO.
UN ABRAZO

Lola velasco dijo...

En mi blog tienes un premio para ti.
Besitos cariño

Taty Cascada dijo...

No somos nadie para juzgar los actos de los demás. Cada uno sabe si puede o no puede despedirse en ese momento. Mi madre no quiso, o más bien no pudo despedirse de su hermana, el día que mi tía agonizaba. Ella lloró toda la tarde y la noche completa estuvo despierta. Nunca la he juzgado porque sé cuanto la amaba, además, sé muy bien que cada noche reza, mirando las estrellas por el alma de sus padres y de su hermana.
Besitos Campoazul.

los dulces de Claudia dijo...

me quedo por aquí, tampoco te conocía, me encantó tu blog, me he dado un paseo y me inspira tanto como el título del mismo, gracias por venir al mío
un beso

Adriana Alba dijo...

Un relato nostálgico, pero con mucho sentimiento de gratitud y amor, a alguien que fue importante en nuestra vida.

En ocasiones no podemos despedirnos como nos gustaría, pero les llega de inmediato el amor que les enviamos y los ayuda en su camino.

Besitos Campoazul.

Fernando Santos (Chana) dijo...

Excelente texto....
Cumprimentos

Nómada planetario dijo...

Aunque tengamos momentos en los que faltan arrestos, seguro que tu mensaje llega a su destinataria.
Un abrazo.

NuriaLourdes dijo...

Sabes?, me ha encantado este hermoso y merecido homenaje que le rindes a aquella señora... que desde donde se encuentre, sé que se sentirá muy felíz por lo que haz escrito en su honor.

Tu post, está lleno de sentimiento, nostalgia y un gran anhelo de expresar en cada línea, todo lo que tenías guardado.
Dura enfermedad, que siempre amenaza al mundo entero.

Abrazos grandotes y muchos besitos!

AnaR dijo...

Es tanta la familiaridad que se alcanza, a veces,con el vecindario que todo se hace como una hermosa costumbre.Y algo, algo, siempre se nos queda en el tintero...

Muy,muy emotivo.

Un beso

estrella dijo...

Hola Campoazul!!

Estremecedor relato,por la pérdida de un ser querido,su recuerdo vive siempre dentro de uno y no se olvida,por lo tanto siempre estará en ti.

Por supuesto que el sentimiento y las palabras llegan.
Un abrazo con mi cariño!!

Ramón María dijo...

Nada se pierde si el recuerdo está intacto; la esencia de aquella que fue, sus muecas, los cafés... La entrañable pausa entre vuestras palabras...Todo en ti quedará; ¿Como olvidar un pertenecer?

Besos mil, dulce ser.

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un abrazo.

MEN dijo...

Cada día estoy mas convencida que los buenos sentimientos llegan donde sea, incluso al mas alla. Tú tienes mucha sensibilidad y demasiados buenos sentimientos, este relato lo demuestra. Llorar no es malo. Un bessito muy grande aunque llegue tarde

Translate