La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

9 de octubre de 2011

Ya no te recuerdo.


Me despierta tu llamada de madrugada… ¡y me sorprendo! 

No sé qué es lo que más me asombra …, que recuerdes mi teléfono o que te acuerdes de quien soy después de haber estado con todas las mujeres que en tu camino han tenido la mala suerte de cruzarse.
Disculpo tu equivocación, no me incomoda que hayas errado el número a estas horas… ¡tempranas para mí y acostumbradas para ti!

…Y ya que estás me dices que me echas de menos, y me pregunto cómo es posible ese sentimiento si no recuerdas ni mi nombre… ¡ “cariño” nos llamas a todas! 
Corto la llamada.

 Me da vértigo escuchar tu voz; no soporto sentir de nuevo en mis recuerdos el aroma de tu piel, ni ver en tus pupilas el reflejo del mar del único verano que se quedó encerrado en mi memoria.
Ya no te añoro…, ni siquiera cuando paseo por esa playa que se me antoja solitaria sin tu presencia,  su brisa me comprende  y lucha enfurecida  por arrancar todos los besos que han quedado pegados a mi piel, ¡no lo consigue!. En su afán de despertar mi razón pide ayuda a  las caracolas, ellas acercan a mis oídos tus mentiras adornadas con rosas perfumadas… Ardua tarea para la que han sido encomendadas.

Sí. No hay duda de que te he olvidado hace mucho tiempo, de hecho hay días en que ni siquiera me acuerdo de ti…


31 comentarios:

POCOFRE dijo...

Esa imagen si que es sacada del paraiso.

Tu blog tiene buenas fotos, te sigo.

El canto de la luna dijo...

¡Caramba Campoazul,estás hecha toda una escritora!
Muy buen relato,¡me encantó!

Me alegro de encontrarme de nuevo por este trocito de cielo.

Te felicito por las fotos,toda una "inspiración" dónde se rafleja la paz.

Un beso.

Noelplebeyo dijo...

deja q llame y no escuches...al fin y al cabo paga él

Belén dijo...

Bueno, la voz tiene una curiosa forma de hacernos recoradr...

Besicos

juan antonio dijo...

Hola Campoazul, de tu relato saco en conclusión dos posibilidades: O no te acuerdas o eres muy dura.
Es una broma, me encanta tu relato.
Un beso.

EXPEDIENTEX dijo...

Campoazul hay que quedarse con lo bueno ¿no?

Juanjo dijo...

Se me olvidó que te olvidé, decía una canción. Y tu relato me ha recordado mucho a ella.

Diazul dijo...

¿Y como se logra amiga?..¿Como se olvida cuando todo nos lo recuerda?..sin duda el tiempo es la mejor cura..ojalà algùn dìa pueda decir "Ya no te recuerdo"

Me encantò el texto.
Besos.

Hyku dijo...

Estabilidad es no cambiar de número tras todo este tiempo..

Recuerdos de besos

M.Teresa dijo...

Realmente
es una suerte que le hayas podido olvidar,
cuesta mucho
pero con el tiempo se consigue
el aliviado olvido

Maria dijo...

¿Tampoco tú recuerdas su nombre?

Tu relato ha vuelto a encantarme.

Besos

Simplementeyo dijo...

Genial relato, hay hombres que coleccionan mujeres, la pena es que la huella que dejan en ellas está grabada a fuego, menos mal que el tiempo lo cura todo.

Besitos y sonrisas olvidadas :-)

RELTIH dijo...

Y A VECES ESO DUELE. HERMOSO TEXTO.
UN ABRAZO

Miguel Baquero dijo...

Pues yo sinceramente le hubiese mandando a freír espárragos, ¿qué horas son esas de llamar aunque seas un antiguo amor? Un poquito de educación

andres rueda dijo...

Mi querida Meiga...que belleza en tu tierra....me abre el alma ver tan magica.
besoo y perdona mis pocos comentarios literarios...ya sabes mi aficion por no escribir.
Andres

Claudio Ariño dijo...

Ayer vi una telecomedia en que el infiel moría de un infarto por exceso de viagra. Quizá sirva como aliciente.

Towanda dijo...

Pues parafraseando a mi abuela que era sabia, como castellana vieja, y refranera me viene a la cabeza aquello de "agua que no has de beber, déjala correr...".
Anda y que le den, que no sabe el muy capullo la peazo hembra que se pierde...
Lo que siento es que aunque díces no recordar, no te veo muy rotunda, aún notas la playa solitaria sin su presencia...

Venga "pá lante" (con voz de la Pantoja a su hijo Paquirrín en un reality) que tú vales un potosí.

Precioso texto, Campoazul.
Un beso muy requetefuerte.

MEN dijo...

Hay cosas que no se podrán olvidar nunca pero si recordarlas sin que se nos encoja el corazón. De todo se aprende y el tiempo es nuestro mejor aliado.
Preciosa foto. Un bessito

ANTIQVA dijo...

Nunca sabremos porque los amores "muertos" siguen doliendo...

Amiga, quedé embobado viendo esa foto, que es magnifica... Magnifica...

Un abrazo fuerte

estrella dijo...

Hola Campoazul!!

Impresionante relato,amores semi-olvidados en algún cajón que deben quedarse allí si nos hicieron daño.
A veces es mejor olvidar,para que no siga doliendo,si se puede...

Buahhh!!menudas fotografías,son fascinantes,eres muy buena!!!

Un abrazo cariño!!

David C. dijo...

siento cierta contradicción, igual a los seres humanos, en si somos contradictorios y no nos damos cuenta.

Estrella Altair dijo...

Hola chiqui...

lo que te has callado es la sensación de bienestar que se transmite en tu relato cuando de verdad ya no hay añaranza de esa pegajosa..

este me ha gustado mucho..

real....directo al corazón de muchos..

y muchas..

besitos

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
Una gran herida, y profunda tiene ese corazón.

Saludos de J.M. Ojeda.

Anónimo dijo...

Hay relaciones tan tormentosas que ni el olvido puede con ellas.
Una llamada de madrugada... es casi como una tortura.
Abrazos.

Raúl
El alma difusa

jose dijo...

Es que esas no son horas y menos para recordar tiempos que son mejor olvidar. Saludos.

Nómada planetario dijo...

De madrugada nada menos. A buenas horas, mangas verdes.
Un abrazo.

elintimistasecreto dijo...

Es verdad que hay un tipo de hombres así, que enamoran a las mujeres y no se enamoran nunca; si se busca en el pasado, no es raro encontrar una infancia solitaria o sin cariño en esos hombres. A mí me gusta recomendar a la gente más joven, esa que se preocupa mucho de cómo ligar y todo eso, un libro genial que se llama "Por qué los hombres se enamoran de las cabronas". A lo mejor habría que escribir un libro así pero en masculino. La verdad es que algunos hombres, sin ser para nada violentos ni nada de eso (no tiene nada que ver, al contrario, suelen ser dulces), podemos, o pueden, ser a veces muy cabrones, y lo peor es que con frecuencia no se dan cuenta.
Secretos que cuenta Inti a su amiga Campoazul.
Besazos.

disancor dijo...

Feliz fin de semana.
Un beso.

Taty Cascada dijo...

Olvidar, olvidar...no se olvida nunca. Me temo que los grandes amores, los llevamos como una carga invisible en los hombros, no pesan; pero de vez en cuando algo gatilla su recuerdo, y allí estamos otra vez recordando como besaban, como nos atrapaban con sus ojos, y como nos perdíamos de la realidad con sus palabras.
Buen relato amiga, me has dejado pensando...

Maria Emilia Moreira dijo...

Dizem que os amores de Verão com ele se vão. Mas estamos no Outono e as fotos que publicaste no teu blog são fantásticas, belas e convidativas ao amor!

Adriana Alba dijo...

Interesante y creativo relato Campoazul, me ha encantado.

Te dejo un abrazo..

Translate