La casa de los regalos.

Al otro lado están casí todos los PREMIOS Y REGALOS, que me habeis dado. Muchas gracias.
Ahora mismo hay un Premio de Rayén.
En un blog nuevo que espero que funcione y os guste.

20 de marzo de 2011

Sin retorno.



Tus pasos tranquilos te iban alejando de la casa que te había visto nacer, donde habías jugado libre, donde habías sido tan feliz y habías dado tanta felicidad; ya tus ideas estaban organizadas y las decisiones tomadas, ¡te has ido…!

Y sin embargo tus risas están pegadas en cada hoja que el viento mueve con suavidad y ternura…, porque también el viento te extraña. Los pájaros apenas se asoman y cuando lo hacen siempre es en silencio…, esperan escuchar tus pasos de vuelta al hogar y a su vida. El manantial se secó, ya no brota el agua, consideró que no era necesario pues esa la lágrima por ti derramada fue suficiente para dar de beber a toda la vegetación que te disfrutó. ¡Pero no quisieron beber…! de modo que poco a poco las flores se fueron secando, los arboles se despojaron de todas sus hojas y sus ramas adquirieron el color de la melancolia… ¡cuanta tristeza sin ti!

Me cuesta tanto pensar que ya no volverás…, a mi mente le cuesta asimilarlo aunque tu voz de niña siga sonando por toda de la casa.

Para que no se difuminen tus recuerdos todas las noches te dejaré el farol encendido y así siempre tendrán luz, que no dudará en unirse a la de tu mirada …

Has crecido y eres toda una mujer…, no me llames egoísta si en ocasiones deseo tu regreso a ese pasado que tan aprisa se fue, a sentirte como la niñita que has sido…, y juntas jugar y jugar entre mis risas y el brillo de tus hermosos ojos…

Sin posible retorno al pasado te disfruto en el presente y esperaré el futuro...., sin prisas.


23 comentarios:

Taty Cascada dijo...

Los hijos son amores prestados, avecitas que tarde o temprano emprenderán el vuelo. Si los hemos amado y han sido felices con nuestras manos, siempre permanecerán cerca.
Un beso.

campoazul dijo...

Hola Taty, tengo que decirte que yo no tengo hijos, la de la foto es mi querida ahijada…, a la que pedí la foto porque me gusto mucho, incluido el paisaje y esa casa tan chula. En el relato mezcle realidad con fantasía, entre recuerdos y deseos…
Digamos que no es mi hija, pero que la quiero como tal… ¡creo que se me nota mucho! ¿Verdad?
Besos.

Noelplebeyo dijo...

nadie se va...camina por su senda y simplemente disfrutamos cuando vemos que están avanzando

Towanda dijo...

A mí me "mata" pensar que mis hijas (tengo dos) tengan que tomar las riendas de sus vidas, como es lo normal, y se marchen de casa...
Ains, que me pongo malita.

Precioso texto Campoazulu, preciosísimo, que me ha llegado al corazón.

Un abrazo.

elintimistasecreto dijo...

En los paisajes de la infancia, en los hijos, en las personas queridas que crecen anuestro lado, vemos el paso del tiempo y brota el sentimiento de atrapar para siempre en el corazón un instante, una imagen, lo que nunca se marchará.
Besos.

Estrella Altair dijo...

Umm Campitoazul.. cuanto se quiere a esos peques que crecen junto a nosotros que los ves poco a poco, hacerse mayores..

y los amas intensamente..y sabes que siempre, peques o ya menos peques.... están en tu corazón..

esta es tu ahijada, pero yo tengo dos hijos..

y de verdad...

son lo mejor..

Un besazo

Claudio Ariño dijo...

Profundo y sincero escrito. Cuanto tienen de verdad y lo sentimos a diario.

Nómada planetario dijo...

Hay un tiempo para cada etapa de la vida. Hay que asimilar el vuelo de los polluelos cuando sus alas están listas.
Besos desde mi rama.

Andri Alba dijo...

Las prisas por vivir el futuro le quitan todo el sabor al presente. Mejor lentament, aunqeu yo suelo ir con prisas. Un abrazo mi querida Campoazul.

Buen comienzo de semana.

Con aprecio,

Andri

Carmela dijo...

Bonito recordar atrás, pero mejor ver como se avanza.
Bicos grandotes.

Hyku dijo...

Mientras se sienta en el interior, aún acompaña.

Ecos de besos

ANTIQVA dijo...

Los hijos deben de irse, pero es terrible cuando llega el momento...

Un abrazo fuerte

Miguel Baquero dijo...

Qué texto más bonito y más emocionante, ¿dónde estarán esas pequeñas niñas que se pierden con el tiempo?

Belén dijo...

Volverá, ya verás, y seguro que os haceís amigas

Besicos

disancor dijo...

El tiempo pasa para todas, y aunque vayan quedando cosas atrás, la vida sigue.
Un beso.

Jaumerei dijo...

Hay un proverbio chino que dice que nunca hay que volver al lugar donde se ha sido feliz, las cosas despues nunca son como las recordabas, precioso escrito.
Un beso

J.M. Ojeda dijo...

¡Hola!
El momento es ese.
El de cada cual.

Saludos de J.M. Ojeda.
P.D. La cuestión es que el camino sea el correcto.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Sigues con tus hermosos relatos que cada vez me gusta más leer. Estoy segura de que conseguirás que todo sea como antes

jose dijo...

No volverá a ser niña, desde luego, pero seguro que no se olvidara jamás de esos juegos y esas risas. Saludos.

Juanjo dijo...

Me ha gustado mucho el texto, quizá porque estoy disfrutando mucho de mis niños ahora, pero ya no queda muy lejos el día en que comenzarán a irse.

Besos.

campoazul dijo...

Hola a todas y todos y muchas gracias por vuestros comentarios, os responderé a todos al mismo tiempo ya que más o menos habéis (como era de esperar) coincidido en vuestras palabras. Está claro que los niños queridos un día crecen y cuando nos damos cuenta ya tienen su propia vida y con camino propio…, lo cierto es que todos hemos hecho lo mismo, eso es parte de la vida…
La verdad que aunque me salió un relato un tanto melancólico e incluso triste, lo cierto es que estoy muy orgullosa y contenta con la senda de mi ahijadita, y para nada estoy triste de su crecimiento al contrario, ya que de ser una niña adorable se ha convertido en una amiga inmejorable de confidencias con aventuras y desventuras (por ambas partes…)

Besos y abrazos para repartir y repetir…

Clik dijo...

Olá Campoazul!

Estou passando pelo seu blog,

Encantado com suas palavras,

Com suas imagens, sua página é

Estupenda, Parabéns! te Seguindo!

Saúdações do Brasil.

De poesia y otras cosas más dijo...

al igual que tú , yo no tengo hijos, pero los hijos de mis hermanos , de mis amig@s son muchas veces como propios , y en verdad es hermoso verlos crecer, madurar, realizarse y al mismo tiempo el deseo de que aún sigan siendo los niños hermosos , con su candidez que algún día nos enamoró.

Translate